Llegar

En la página 203 de Dietario voluble, leo que hay muchas formas de llegar y que la mejor es no partir. Me quedo un buen rato pensando. Decido entonces que es buen momento para regresar de mi largo viaje. Y permanezco inmóvil unos segundos, intentando volver al lugar desde el que emprendí mi marcha. Observo, sin embargo, que ese lugar nunca existió.

Comentarios

Ramón Monedero ha dicho que…
Me asustas, Miguel Ángel..., me asustas....
Ed. Expunctor ha dicho que…
Lo de llegar y no partir me ha recordado este soneto de Lope.
Salud.

Entradas populares de este blog

Aquí y ahora (diario de escritura), 23

Diálogos entrecortados.

Aquí y ahora (diario de escritura), 22