Monzó

Me fui cargado de exámenes para corregir, y apenas les he podido echar un vistazo. Está claro que los aviones y la corrección de exámenes no se llevan bien. Por eso tuve que ponerme a leer algo más legible, y así caí en el último libro de Quim Monzó, Mil cretinos. No sé por qué, siempre había puesto en suspenso la lectura de Monzó. Sin embargo, cuando comencé a leer no pude parar. Es un autor tremendo, con una escritura fresca e inteligente. Algunos cuentos de este libro son sencillamente fascinantes. Hay uno especialmente, "La llegada de la primavera", que, a pesar del humor con el que está escrito, me ha hecho llorar como un niño. Me recordaba demasiado a mí y mi relación con mis padres mayores. Monzó trata en este libro la vejez y nuestra relación con ella como nunca antes había leído. Magistral. No puedo decir otra cosa.

Comentarios

Mery ha dicho que…
Por lo que dices, creo que leerlo me harías sentir lo mismo que describes de tu relación con tus padres.
Total, que le echaré un vistazo.
Gracias

Entradas populares de este blog

Un mes

Un lunes

Segunda persona