Ir al contenido principal

En Williamstown, al fin

Con cuatro horas de retraso, tres vuelos perdidos y dos horas en la oficina de inmigración confundido con algún terrorista intelectual, logro llegar a Williamstown tras casi 24 horas de viaje. Pero ha merecido la pena. Esto es como una postal navideña. Hoy ha amanecido nevando y a no sé cuantos bajo cero. En la vista desde mi casa, falta Papá Noel con los renos. Y la Biblioteca del Clark es un lugar cercano al Paraíso. Ya subiré fotos e impresiones, aunque intuyo que el blog va a quedar algo huérfano este semestre. Intentaré concentrarme lo máximo en lo que he venido a hacer aquí, que es leer y escribir. Y en alguna ocasión, cuando ya no pueda más, postearé algo para sentir que estoy en comunicación con el mundo. Mientras tanto, vaya de preámbulo esta vista de Williamstown que le pone a uno los pelos de punta.

Comentarios

Athena ha dicho que…
Qué paisaje... parece "Fargo" :)
Anónimo ha dicho que…
Ay, es muy bonito.
por favor, sigue contando cosas a tu público, ¡ahora no nos puedes dejar así!
:)

reme
Leandro ha dicho que…
Más que los pelos de punta, la carne de gallina. ¿Resbala?
Anónimo ha dicho que…
a disfrutarlo...
Galder Reguera ha dicho que…
Por primera vez en todos estos años desde que nos conocemos, puedo decir con propiedad y toda la extensión del término que te envidio... ¡Qué cabrón!.
Aprovecha, escribe y disfruta.
Un abrazo fuerte,
G.
monet89 ha dicho que…
Da envidia oir esas palabras.....
ya no solo por el paisaje, sino por el hecho de viajar, investigar fuera y eescribir.....suerte.
Joaquin ha dicho que…
Mucha suerte y que encuentres m'as de lo que buscas.
zaloette ha dicho que…
Sinceramente un precioso paisaje. Te deseo pases una temporada fructífera en ese paradisíaco lugar que ya me muero de ganas por conocer!