Camino

Resabiado con el mundo en el que había nacido, durante los noventa y cinco años que vivió, aquel hombre robó, violó, odió, asesinó, engañó, estafó y maltrató a todos sus semejantes. Sólo al final de su vida le fue revelado que, en realidad, era el Mesías y había venido a la tierra para redimir los pecados de los hombres. Supo entonces que había elegido correctamente su camino.

Comentarios

Antonio Rentero ha dicho que…
Te veo imbuido de espiritu navideño, si señor...
Ramón Monedero ha dicho que…
Eso, eso, feliz navidad... ¡qué miedo me das!
Tigretón ha dicho que…
"Mu güeno" el hombre, "mu güeno", y menos mal los demás eran pecadores, menos mal que al final de sus días se reconfortó con la paz de saber quien era en realidad, y sobre todo... menos mal que sólo duró 95 "añicos" de nada, buf! ¡Qué alivio!.

Entradas populares de este blog

Aquí y ahora (diario de escritura), 23

Diálogos entrecortados.

Aquí y ahora (diario de escritura), 22