Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Emociones cotidianas

Imagen
[Publicado en La Opinión de Murcia, 21/02/15]
Hay libros emocionantes que pulsan la tecla justa para conmovernos. Libros que dan en el sitio que el lector tiene reservado para ser tocado. No se trata siempre de obras maestras, de novelas perfectas e intachables, per golpean en el lugar preciso, ahí donde más duele. Y lo hacen con elegancia y sutileza, sin demasiados artificios, sin grandes despliegues narrativos. Son libros que uno recuerda después, no tanto por la historia que contaron, sino por el modo en el que uno fue conmovido, por los momentos en los que una parte invisible del cuerpo vibró. La semana pasada hablaba aquí de ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?, de Hillel Halkin. Sin duda, es uno de esos libros: sincero, sencillo, efectivo, justo; no es la gran novela, pero es un libro que se introduce dentro de nosotros.
Estos días he acabado de leer algunos otros que también trabajan a ese nivel. Delicados, breves, sin fuegos artificiales, pero apuntando de lleno al mundo de las emo…

Libros emocionantes

Imagen
[Publicado en La Opinión de Murcia - Canal de Libros, 14/02/15]
Hace unos meses, Salva Crespo me invitó a la librería Picasso de Granada para hacer una lectura de Intento de escapada. Habíamos intercambiado algunos tuits y nos seguíamos en Instagram, repartiéndonos me gustas y favs en las fotos y comentarios sobre algunos de los libros que estábamos leyendo. La experiencia granadina fue encantadora –a todos los niveles–. Entre otras cosas, tenía ganas de ir a esa librería y estaba dispuesto a dejarme las pestañas comprando ensayos y novelas. Lo que no imaginaba es que iba a acabar cargado de libros de la misma editorial. Desde el momento en que puse los pies allí, Salva no paró de alabar las virtudes de un sello del que decía estar absolutamente enamorado: Libros del Asteroide. Confieso que por un momento su entusiasmo me llegó a parecer excesivo –sobre todo en el desayuno, mientras yo intentaba recuperarme de la resaca y él seguía emocionado recordando algunos de los títulos que había…

Auster

Imagen
[Publicado en La Opinión de Murcia - Canal de Libros]

La semana pasada Paul Auster cumplió 68 años y, como homenaje, yo subí a Facebook una foto de algunos de sus libros –los que han regresado a casa después de haber sobrevivido a préstamos varios–. Soy fan, lo confieso. Auster es el autor de uno de los libros más bellos que jamás he leído: La invención de la soledad. Un recuerdo del padre, una metáfora de la escritura como memoria y de la narración como medio para salvar la vida. Un libro emocionante y sincero. Eso fue lo primero que leí de él. Después, me enamoré de su prosa, de su mundo, de sus casualidades, de sus historias llenas de vasos comunicantes, de su metanarrativa, me enamoré incluso de su voz grave y su tez cobriza. Y no hay una sola línea suya que no considere esencial.



Sé esto que digo es irracional —así somos los fans; no atendemos a razones— y que, para muchos, Auster es un moderno de medio pelo: vanguardia popular, experimentalismo banalizado; nada que ver con la al…