Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Políticas de la ceguera. Una lectura de "La habitación oscura", de Isaac Rosa

Imagen
[Publicado originalmente en Salonkritik]

Hace unas semanas, escribía aquí Ernesto Castro sobre Dark Room, el proyecto de Abel Azcona en el que el artista permanecía varias semanas aislado en una habitación oscura intentando encontrar su identidad. El proyecto acabó antes de tiempo y el artista tuvo que ser ingresado en un hospital después de varios días inconsciente. No sabemos si llegó a encontrarse a sí mismo. Hablaba Castro también de la obra de Omar Jérez y de la pulsión de clausura de cierto arte de acción contemporáneo. Una “poética” esta de la reclusión que tendría sus momentos cumbres en el encierro de Chris Burden en una taquilla de su universidad durante cinco días –su trabajo de fin de curso–, en las One Year Performances de Tehching Hsieh o incluso en los encierros de inmigrantes ilegales propiciados por Santiago Sierra. El encierro, pues, como metáfora de la exclusión y la opresión, pero también como lugar de confinamiento subjetivo y de búsqueda de la identidad. Una metáf…

Presente continuo

Imagen
He comenzado una especie de diario en La Opinión de Murcia. Se publica los domingos y no siempre lo suben a Internet. Como todavía no sé si abrir un blog para ir subiendo allí las entradas o postearlas aquí en este No (ha) lugar, de momento os dejo las imágenes de cómo queda la cosa en el periódico.




Esperar la voz y perder la historia

Decir que esto está abandonado es decir poco. Las últimas semanas han sido intensas, en muchos sentidos. Me encerré a preparar una conferencia que tenía en Turku y a intentar que mi inglés fuese un poquito mejor que el de Ana Botella. No sé si lo conseguí. Tampoco me dieron los juegos a mí. Pero creo que al final los finlandeses me entendieron. Estuve cinco días allí. Tres en Turku y dos en Helsinki. Y fue una gran experiencia. He vuelto con ganas. Siempre me pasa lo mismo. Cada vez que voy de congreso regreso con las baterías cargadas y con ganas de hacer cosas. Sin embargo, esta vez las voy a intentar frenar. Ya lo he dicho aquí, quiero ponerme con la narrativa y dejarme un tiempo el ensayo y la crítica de arte. Por eso estoy rechazando la mayoría de las cosas que llegan. Lo siento, de verdad, por aquellos a los que les he dicho que no. Me encantaría seguir escribiendo en catálogos, y continuar con textos de opinión sobre arte, o escribir más artículos sobre arte. Pero en este momen…