10/5/07

Oráculo

Resistió cuanto pudo los designios del oráculo. Durante años se esforzó en ser un buen cristiano. Ayudó a los más desvalidos, se desprendió de todas sus riquezas, construyó un colegio, curó a enfermos, fue misionero en Honduras, donde incluso llegó a cumplir condena por un desconocido. Pero al final de su vida, no pudo evitar su destino, y tuvo que violar a aquella niña de ocho años. Nadie le guarda rencor.

---

5 comentarios:

taun dijo...

Se le perdona. Estoy seguro que si lo hubiera sabido hubiera elegido el verdadero camino para alcanzar la providencia, ésto es: htt://duermedonquijote.blogspot.com/.

A ver que te parece. La idea es tuya.

Anónimo dijo...

!Dios mío este hombre es un peligro¡

Anónimo dijo...

sí que lo es, sí. yo me fiaría lo justo, justico.

Anónimo dijo...

Y pensar la pinta de bonachon que tenía la primera vez que con disimulo le observé.

Davinia dijo...

Es lo que pasa cuando uno se mete a misionero. Si hubiera sido una monja la hubieran violado a ella.