18/9/17

Creo que voy a comenzar a escribir como si esto fuera una especie de diario. Otra vez más. Pero ahora en primera persona y en voz baja (que, en la era de las redes sociales, significa no linkearlo a Facebook ni a Twitter, sino dejarlo aquí, sin anunciar, sin decirlo a nadie, volviendo a confiar en la baja intensidad del texto que no quiere gritar).

Hoy me han robado las zapatillas en el gimnasio. Las he dejado fuera de la taquilla y, al volver, no estaban. "Es que hay que meterlo todo en las taquillas", me han dicho en la recepción. Y han seguido atendiendo al personal como si nada. Qué chorizos, he dicho. Y me he dado la vuelta. Ay, mis Diadora..., que me habían costado un ojo de la cara.

El cabreo se ha paliado algo con el shushi y con la conversación, aunque la extrañeza incómoda ha continuado incluso en el sexo. Hoy no era el día; no lo era.

Y, sin embargo, al despertarme de la siesta, una llamada de mi agente. La novela funciona y les ha gustado. Después de todo el trabajo y todos los desvelos, he podido hoy por fin respirar. Incluso he sentido la necesidad de comunicarlo, de escribirlo aquí y ahora. En voz baja, pero rebosante de alegría.

Dejo la alegría en suspenso y me preparo ahora para la noche. El jueves hablo en Portbou y aún no he terminado –¿acaso he empezado?– la conferencia. Me recluyo con Benjamin y los juguetes, con el niño como artista, con el artista como juguetero. A ver qué saldrá de eso.

2 comentarios:

Ilkhi Carranza dijo...

Es de agradecer que hayas vuelto. Me identifiqué completamente con lo que le contestaste a Ernesto Castro en la última entrevista que te hizo. Cuando te preguntó: "¿Qué transición crees que ha habido en el uso de las redes sociales desde lo que era la Blogosfera hasta Facebook, Twitter?" le contestaste "Eran casi tiempos heroicos [...] era como escribir al vacío [...] En los blogs tenías una libertad..."
Yo sigo pensando que los blogs tienen una libertad que el resto de redes sociales no tienen. Por lo tanto, enhorabuena por haber iniciado la escritura en tu blog.

Saludos

Blogger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.