28/10/13

Presente continuo 8

VIERNES 18
Lugares extraños.
Despiertas en Valencia del Rey, Venezuela. Llegaste hace dos días para participar en la FILUC (la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo). A las ocho de la mañana comienza tu seminario sobre las relaciones entre literatura y arte contemporáneo y quieres desayunar temprano. Pero al llegar al hall del hotel te encuentras con una cola que llega casi hasta la puerta. Una convención de Herbalife tiene tomado el Guaparo Inn y no hay manera de entrar al restaurante. Parecen una secta peligrosa, todos con la misma camiseta verde llena de publicidad y con un recipiente en la mano lleno de un mejunje extraño del que no paran de sorber. Dan miedo. Mucho. A lo lejos, D. te hace gestos para que salgas de la cola y te dice que vayas con él y S. a desayunar a un sitio típico cerca del recinto ferial. Allí comes las mejores arepas con carne mechada que has probado en tu vida.

Como no podía ser de otro modo, llegas tarde al seminario. Estás angustiado, pero rápidamente te das cuenta de que llegar a tiempo es algo prácticamente imposible en este país. La cantidad de vehículos por las carreteras hace que sea realmente difícil predecir cuándo puedes llegar a los sitios. En la FILUC te esperan más de treinta personas en la sala y apenas tienes un segundo antes de comenzar. Eso es algo que siempre te ha puesto nervioso, no tener tiempo para preparar las cosas sobre la mesa, para respirar, para hacerte con el lugar. Y aquí, prácticamente sin tiempo para quitarte la chaqueta, te pones a hablar y a presentar el taller. Tardas más de un cuarto de hora en que las palabras se acomoden al entorno y todo comience al fluir. Pero al final sucede. Y todo acaba saliendo incluso mejor de lo que esperabas.

Seguir leyendo Presente Continuo