2/10/13

Diario Presente Continuo (Blog)

Queridos amigos, al final he decidido crear un blog para postear allí todas las entradas de Presente continuo, esa especie de diario que he comenzado a publicar en La Opinión de Murcia todos los domingos. Cada vez que suba allí un texto, dejaré un link aquí. De esa manera, los dos blogs quedan conectados, porque en el fondo, son la misma cosa, la memoria de un tiempo que se nos está escapando por momentos.

Quería que la dirección fuese "presentecontinuo", pero estaba cogida, así que decidí ponerle "diariopresentecontinuo.blogspot.com".

Aquí va un extracto de la última entrada y el link para seguir leyéndola allí:


VIERNES 20
Hablar en público. Madrid te mata.
Conversación en la Fnac de Castellana sobre Intento de escapada y la literatura de ideas con Jesús Marchamalo. Algunos amigos asisten. También otros a los que no conoces –esos son los menos–. Marchamalo está espléndido. Tú, como siempre que hablas en público, algo titubeante y no demasiado lúcido –prefieres escribir a hablar, no es ninguna novedad–. Por momentos te parece que estás en un programa de radio. El tono de la voz de Marchamalo y sus preguntas te transportan inmediatamente a un estudio con micrófonos. Al final parece que al público le gusta lo que decís y todos quedan contentos.

Vuelves a hacerte la misma pregunta de siempre. Cuando sientes que lo has hecho solo regular, no sabes si los demás mienten para consolarte y no hacer más daño a tu retórica pobre o si realmente piensan que has estado bien. Quizá ocurre que ya no eres capaz de apreciar nada de lo que haces porque todo te parece un fracaso. Un fracaso sobre lo que imaginas que podrías haber hecho.

Minutos antes de la charla, M. te hace una entrevista sobre lo que piensas de la literatura española dentro de treinta años. “¿Qué escritor español ganará el Nobel en 2050?” Isaac Rosa, respondes sin pestañear. Te sale espontáneamente. Luego lo piensas y quizá sea porque la noche anterior has estado escribiendo hasta la madrugada sobre su última novela y estás convencido de que, obra tras obra, va construyendo un edificio narrativo sólido y coherente.

En los últimos meses, has conocido a escritores que habías leído y cuya obra admirabas. Muchos de ellos se han convertido en grandes amigos con quienes has compartido ya momentos inolvidables. Uno de esos sucede esta noche. Estáis en un bar de Madrid y de repente alguien te pide que te apartes un poco para poder pasar al interior. Te das la vuelta y es el Príncipe Felipe, que viene con Letizia, disfrazado de persona normal. Miras lo que estás bebiendo y piensas inmediatamente que el alcohol que sirven en ese bar es bueno. Después, tus amigos te corroboran que sí es él, que no es una alucinación. Se monta enseguida un revuelo y la monarquía centra todas las conversaciones. Tú no te emocionas demasiado. Lo ves con absoluta normalidad. No eres nada mitómano. Pero comprendes la excepcionalidad de la situación. Al salir del bar, un amigo escritor se hace una foto con él. Después, llegan más escritores y la noche se alarga algo más. Tú, sin embargo, estás demasiado cansado y te vuelves al hotel con L. antes de lo habitual. La pizza calzone se te cae por el camino. Madrid te mata.

Seguir leyendo: 

http://diariopresentecontinuo.blogspot.com.es/2013/09/20-26-septiembre.html