Translate

25/11/12

Decir No

Mis queridos amigos, lo digo una y otra vez, me lo propongo, lo intento, parece que lo hago, pero al final siempre acabo cayendo y me lleno de cosas que no me dejan un minuto libre. Luego lo escribo aquí, me quejo, escribo que ya no voy a aceptar nada, ningún encargo más, nada, por muy apetecible que sea. Pero esta vez va en serio. Y va porque es un propósito del nuevo año que comienza ya. Porque  si entrego y hago todo lo que tengo que hacer y entregar en diciembre habré trabajado y dejado cosas hechas para todo el año siguiente. Y lo digo, lo escribo, lo prometo, lo juro y lo rejuro: un año entero sin aceptar nada, nada más. Lo siento. Quiero comenzar a escribir mi nueva novela. Quiero terminar las cosas por las que me va a juzgar la ANECA, las cosas de los sexenios y esas mierdas, que luego todos los textos de catálogos, artículos y conferencias están muy guays pero ellos se los pasan por la entrepierna. Tengo que ser práctico. Si no me adelantan por todos los lados mientras yo me convierto en una ONG de textos y conferencias. Decir que no, decir que no, decir que no. Decir lo siento estoy muy ocupado. Decir me interesaría mucho pero no puede ser. Decir quizá en otro momento. Decir es la ilusión de mi vida pero ahora no puedo. Y comenzar con algo gordo, rechazando algo gordo. Rechazando algo que realmente me haga mucha ilusión, algo que sí quisiera escribir, hacer o decir. Rechazar algo que me gusta para luego poder rechazar compromisos. Acabo de recibir una invitación para participar en un número de una revista de índice de impacto, de esas que me cuentan para la ANECA, una invitación muy importante. Y voy a decir que no. Con todo el dolor de mi alma. Me va doler en el corazón, y en el prestigio, y en el bolsillo. Pero me va a servir de armadura para lo siguiente. Acabo de decir que no a algo muy importante y, si he dicho que no a eso, no puedo aceptar lo tuyo. Lo siento. Te quiero. Amigo. De verdad. Me gustaría. Pero no puede ser. Es la postura. La de no puede ser. Y no puede ser porque si no al final a uno acaba yéndosele la pinza. Como a mí en este momento. En el momento en el que escribo un post sin fuste, sin pensar un segundo en lo que estoy escribiendo, consciente incluso del tono algo hiriente que puede tener. Pero es que esta semana tengo tres conferencias. Cada una de su padre y de su madre. Una por un favor, otra por un favor y otra por un favor especial. Una al menos es sobre mi libro y me sirve. Las otras... en fin, habrá que hacerlas. Pero tres conferencias en una semana, por mucho que uno las tenga más o menos preparadas –que no es del todo así– te hipotecan la semana. Cuando a eso se le unen las clases, los textos por entregar y las cosas por leer... al final no puedes hacer nada. Porque luego uno, al final, tiene vida. A veces incluso le gustaría follar y esas cosas. O simplemente sentarse a leer mientras escucha música, o ir al cine, o salir a pasear, o hacer esas cosas que hace la gente aparte de trabajar. Pero con ese ritmo de vida no se puede. Y luego uno se muere, se va todo a la mierda y no ha disfrutado. Y no lo ha hecho por no saber decir una palabra, una sola palabra: NO. Quizá es más fácil de lo que pienso. NO. Decir NO. Quizá no es tan difícil. Quizá consista simplemente empezar a pensar que no puedes quedar bien con todo el mundo, que no puedes hacerlo todo, que tienes que renunciar. Y que el problema de los demás no es tuyo. Si tú no puedes, alguien lo hará. No te preocupes. El mundo es muy grande. Hay mucha gente. La mayoría lo podría hacer mucho mejor. Así que eso debes hacer. Decir NO. Escribir NO. Pensar NO. Cerrar el grifo. O realmente se te irá como se te está yendo ahora. Y escribirás esto como forma pura de procrastinación porque con todo lo que debes hacer no sabrás realmente por dónde empezar.

3 comentarios:

Bernardo Pérez Andreo dijo...

Mi estrategia: "Uy, no tengo a quien dejar mis hijos". O, "la familia me reclama". O cualquier cosa así. Eso, la gente lo entiende: "ah, claro, sus hijos".
No sé si te sirve de algo.

Sacra dijo...

Si, yo le suelo decir últimamente que NO a los de Infojobs,.. total no me avisan nunca...:)

Anónimo dijo...

mauricio dijo no