27/7/11

Borrador

Acabar el primer borrador de tu novela y darte cuenta de que está plagado de todas las cosas que criticas en la literatura. Tópicos, ñoñerías, mal desarrollo, falta de profundidad, falta de ritmo, saturación de datos, falta de intensidad. Querer arreglarlo y darte cuenta de que no tienes las armas necesarias para cambiar nada. Ser consciente que hasta para escribir bodrios es necesario oficio y tiempo, mucho tiempo, y mucho oficio. Estar tentado a dejarlo. Resistir a la tentación. Volver a ser tentado. Escribir un post chorra como este intentando exorcizar algo que no sabes muy bien lo que es. Tomar aire, remangarse y meterse en faena, y sentir que hay que ponerse a fondo a trabajar la cosa si se quiere algo medianamente digno. Temer que ni aun así haya solución posible.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Escuchar a Norah Jones, Melody Gardot y Madeleine Peyroux, coincidir con el actor español Alberto San Juan en la pequeña piscina del hotel...es aún más guapo que en la gran pantalla...saborear unos spaghetti con almejas en un italiano. Claro que hay solución: una buena historia, bien contada, es decir la estructura de la historia y los personajes también, creo, son importantes...tú puedes (M)

Antonio Rentero dijo...

Llega un día en que empiezas a pensar que después de todo Dan Brown tiene su mérito.

Es el día en que te propones superar al que consideras mediocre y te das cuenta que incluso para eso hace falta talento.

Anónimo dijo...

Guárdala, pero empieza otra.

Isi dijo...

A lo mejor te deprimo más si te digo que ésta es una de las entradas que más me ha gustado, pues con pocas palabras y "chorras" has conseguido definir lo que más de uno hemos sentido al realizar algo, ya sean cuadros, un cómic o escritos.

No creo que sea necesario un lenguaje culto para llegar a las personas, se puede motivar con palabras simples. Y si tú sientes eso, me da ánimos a continuar, pues ni siquiera cuando sea realmente buena consideraré que mi obra es la mejor, por lo que tengo que seguir luchando e insistiendo en ello constantemente.

En resumen, mucho ánimo que seguro que acabas enontrando lo que buscas.