23/5/11

Rutina...

Y mientras tanto, la vida sigue. Esta semana, por fin, acabo las clases de Historia del Arte Contemporáneo y me puedo dedicar con cierto detenimiento a los textos y conferencias que tengo preparar, amén, por supuesto, de mi oposición a la universidad y de la música, que ya no me puedo quitar de encima. La semana pasada terminé ya con "Metodologías de la Historia del Arte" y me dio una pena tremenda. Creo que ha sido una de las veces en las que más a gusto me he sentido en clase. He redescubierto a Freud. He vuelto a leer, ahora conscientemente, a Marx. He disfrutado con Lukács. Y me he sorprendido con Althusser. Y por supuesto, he vuelto a enamorarme de Benjamin.

1 comentario:

kultur-huset dijo...

Pues a mi me quedan los peores 15 días del año... exámenes teóricos, exámenes prácticos, entrega de trabajos,... y después también me gustaría embadurnar mi alma con alguna lectura enriquecedora, pero primeramente tendré que ponerme a buscar algún trabajo como un loco, de esto depende mi permanencia en la universidad. El subsidio se acaba, la beca no llega, y si llega no cubre. Típica vida de ciudadano medio. y lo malo de todo es que en lugar de ponerme a hacer cursos de formación, masters, matricularme en alguna academia en Dublín,... lo más seguro es que tendré que quemar mi alma como camarero, cocinero, como he hecho años atrás, y encima lo tendré que agradecer.

Venga Miguel, no quiero contaminarte con mis negativas perspectiva. Sigue disfrutando de Lukács, reenamorándote de Benjamín, volver a vivir con pasión a Marx y Freud,... admiro y envidio a personas como tu. (envidia sana)