18/2/11

Apenas un párrafo

Apenas tiempo para escribir en estos días de ARCO. El justo para decir que me reafirmo en lo escrito en el artículo anterior. Y que cada día tengo menos cosas en común con mucha de la gente del arte. Sin duda, me quedo con los libros, si es posible encerradito en algún bosque perdido en las montañas de Nueva Inglaterra. Qué nostalgia de Williamstown. El año pasado por estas fechas ya estaba yo en las nieves de Massachusetts, rodeado de libros y escribiendo con tranquilidad. Cuando pienso en el desfase, la banalidad, la tontería y el cinismo del mundo del arte (de un tipo de mundo, y de un tipo de arte, por supuesto), me parece por momentos que estoy en el lugar erróneo. Y pienso entonces en este no (ha) lugar. Y me desahogo durante unos minutos. Unas líneas. Apenas un párrafo.

1 comentario:

kultur-huset dijo...

Estoy contigo en tu punto de vista. Pero después de asistir a las "I jornadas de Arte y discapacidad" sigo descubriendo que el arte sirve para algo más que para hacer negocios millonarios.
Siempre defenderé el arte para la diversidad.