10/1/11

Feliz Normalidad

Parece que va volviendo la normalidad. Con la vuelta al trabajo, se han ido las fiebres y también los sueños mortecinos (que siguieron repitiéndose algunos días después de la anterior entrada). En la agonía han caído algunas novelas excepcionales y otras no tanto. En esta Navidad pude leer lo último de Paul Auster (Sunset Park), que me ha gustado bastante. No es una obra maestra, pero desde luego muestra que Auster es un contador de historias como no hay otro igual. También me ha fascinado Punto Omega, de Don DeLillo. Una reflexión sobre el tiempo llena de frases que deberían esculpirse en los muros de los edificios. He leído también una novela fantástica que me ha parecido interesante: Mujer abrazada a un cuervo, de Ismael Martínez Biurrún. Me ha gustado menos que su anterior obra, Rojo alma, negro sombra, pero aun así es tremendamente recomendable. No lo tengo tan claro con Fin, de David Monteagudo, que, sin embargo, leí casi de un tirón y me tuvo enganchado un día sin salir. A pesar de esto, el final me parece tremendamente fallido y me suena a traición del pacto con el lector. Aun así, creo que hay que leerla. Pero sin duda, la novela que más me ha gustado de todas las que han caído esta Navidad ha sido Agosto, octubre, de Andrés Barba. La tenía guardada para una ocasión especial en la que pudiera dedicarle tiempo. Y no ha defraudado las expectativas. Ya había disfrutado (y me había quedado con mal cuerpo) con Las manos pequeñas. Pero ahora me ha llegado a emocionar realmente en algunos momentos. Hasta ahora, Agosto, octubre es la mejor lectura del 2011. Cierto es que apenas ha comenzado el año. Pero como marca a batir no está nada mal.

4 comentarios:

Javier García Herrero dijo...

hoy, me llama la atención la "caída" de las novelas

mahn dijo...

Es que en la Navidad, las novelas, más que ser leídas, caen, como esas cosas que caen por su propio peso.

Anónimo dijo...

Estimado Miguel Angel usted es un alma pura y esperamos mucho de sus palabras, de sus textos, de sus conferencias y de sus post...Cuídese mucho y no beba más gin tónic. Marta

elultimoromantico dijo...

Apuntado queda. Gracias
Muy sutil el comentario de Marta ;)

Les dejo mi blog que poco tiene que ver con literatura y si con creación de alma y cuerpo.

http://byebyemadame.blogspot.com/