9/1/10

Segura desnudez

En «Estoy desnudo», un fascinante y divertido relato de Yasutaka Tsutsui, un hombre prefiere morir de frío antes que ser visto sin ropa en medio de la ciudad. Sin duda, la desnudez es uno de los tabúes más extendidos en nuestro mundo contemporáneo. Desde Adán y Eva, que nos vean desnudos parece ser lo peor que nos puede pasar. Ciertamente, una de las pesadillas más angustiosas es perder la ropa y tener que mostrar nuestras «vergüenzas» (o las partes pudendas; depende de cada cual) a los demás. Luego, paradójicamente, llegamos a una playa y nos quedamos en ropa interior (o casi desnudos) como si nada. De todos modos, si hablo de esto hoy es porque el tabú de la desnudez parece haberse puesto de nuevo de manifiesto tras la polémica surgida con los escáneres corporales que se van instalar en los aeropuertos tras las muestras de que los actuales sistemas de seguridad dejan mucho que desear.

Me llama tremendamente la atención que, en lugar de hablar de la seguridad, el debate se haya dirigido a la cuestión de la desnudez y la invasión de la privacidad. Parece ser que el escáner te muestra ante los ojos del vigilante como tu madre te trajo al mundo, algo que para mucha gente es visto como un atentado contra la intimidad. Pero digo yo, ¿qué ocurre entonces cuando el médico te hace un tacto rectal?¿Atenta eso contra la intimidad? No lo entiendo. Si es por seguridad, prefiero que se me vea hasta la epiglotis. Además, lo que habría que plantearse es que el problema de la intimidad no está hoy, ni mucho menos, en la desnudez corporal. Donde estamos totalmente desnudos es en nuestra vida privada, en nuestros números de cuenta, en nuestras fotos accesibles en facebook, a la vista de cualquiera. Hoy ya estamos desnudos. ¿Qué importa, entonces, que vean nuestro cuerpo?

[Publicado en La Razón, 8/01/2010]

11 comentarios:

Leandro dijo...

Yo estoy en contra del escáner corporal porque soy muy feo por dentro, prefiero que no me vean

mahn dijo...

La cosa será peor cuando instalen los escáneres de mente. Ahí sí que se nos va a ver el interior bien visto. En ese futuro lejano a lo Philip K. Dick, probablemente no dejarán subir a nadie a los aviones.

Leandro dijo...

Entonces, el miedo a volar sí que se extenderá como un reguero de pólvora. Pólvora, volar... al final, todo nos conduce a los aeropuertos

sushi de anguila dijo...

La mejor reflexión que he escuchado y leído sobre este asunto... me echo las manos a la cabeza cuando el 'padre' de la Constitución Peces Barba asegura que es una práctica inconstitucional porque atenta ocntra el derecho a la intimidad o las autoridades apuntan a que los menores de edad no pasarán por ahí, por motivos de portección a la infancia.... (promoviendo así el empleo de diminutos terroristas suicidas, supongo...) ...cuánto papanatas que lo sacas de hablar de la Belén Esteban y ya pierde le norte...

La disyubntiva de siempre, libertad vs seguridad parece ahora más clara que nunca, cuando cualquier fulano al lado tuyo no sólo en un avión, sino en el tren o el metro, puede llevar un explosivo adosado a la pierna tan campante...

Apollo Creed dijo...

El de la foto lleva una pistola escondida en el recto.

Pilart dijo...

Disto de aquellos detractores del asunto que señalan, como tú bien decías: "Esto es una invasión contra la intimidad. El escaner te muestra como Diosa te trajo al mundo". En estos momentos yo me planteo el potencial imaginativo que tiene el personal; bueno, eso o que vieron muchas películas porno codificadas del plus (que tampoco hay que ser ponerse tan stevensinianos).
Sí, la verdad es que la privacidad del desnudo en la era del caralibro está un poco out. Me voy, que se me acaba de ocurrir un artículo genial para un ensayo: "La privacidad cuestionada: Sophie Calle en la era del caralibro"
Desde luego...

Antonio Rentero dijo...

Como decían en "El Jueves", yo mientras pongan unas cabinas donde ponérnosla morcillona antes de pasar por el scanner...

monet89 dijo...

Sobre libertad y Ser (Sartre)
LA LIBERTAD ES EL FUNDAMENTO DEL SER, el hombre es el fundamento del ser, hay ser porque el hombre es libre, porque el hombre es una nada arrojada a sus proyectos, en la medida en que realiza sus proyectos, se va eligiendo se va realizando a sí mismo, por eso dira Sartre LA EXISTENCIA PRECEDE A LA ESENCIA, el hombre empieza por existir, el hombre no tiene esencia,el hombre no tiene esencia tiene existencia, y se da la esencia.

monet89 dijo...

¿cómo se da el hombre el ser?, la esencia, Eligiendo, a través de nuestras acciones, elegimos lo que somos, cada decisión tiene un peso real, nos da el ser, vamos a ser lo que vamos a ir eligiendo en nuestra vida.

Ahora bien, No podemos ser tan ingenuos como para creer que en nuestras decisiones están presentes los otros, ya que lo queramos o no, somos para, por y en los otros.

monet89 dijo...

Ahora bien, nuestra libertad termina donde empieza la de los otros, entonces el debate no es escáner si o escáner no, el problema es: ¿Estamos caminando hacia la destrucción de la libertad del ser y por lo tanto del propio ser? Puede que el problema sea que ya no nos miramos, solo nos escondemos, que en esta deshumanización, por un lado, huimos de lo colectivo, huimos de los otros, para refugiarnos en el agujero de lo privado, de lo nuestro, donde con toda la seguridad, nos espiara todo el mundo, y así, quizás debamos recuperar el sentido común de (huyendo de esta vida acelerada hasta no poder mas) volver a lo colectivo, a lo lógico, a atender la dimensión colectiva, del bien común.

Sangress dijo...

El escáner es un horror, invade la intimidad del individuo sin dejar un solo rincon sin explorar y no es porque aparezca "desnudo" (en realidad aparecemos despellejados, pues atraviesa la primera capa de neustra piel), si fueran rayos X sería igual de horrible.

Decía el articulo que la polémica es la desnudez y no la seguridad. Cuando vi la noticia la priemra vez en la televisión, no podía dejar de recordar esa fátidica novela y película que es 1984. Tampoco quiero ser alarmista, pero los escáneres se asemejan mucho a las enormes pantallas que lo observaban todo, que no olvidaban ningun detalle. Empezámos cediendo nuestras libertades y nuestra intimidad por seguridad, pero poco a pco cedemos demasiadas libertades y acabamos viviendo en un estado en el que no podémos ni siquiera decidir qué queremos mostrar y que no queremos mostrar.

Empiezan siendo los escáneres que te desnudan, pero ¿y cuando los "terroristas" empiecen a tragarse las bombas para que no las descubran? ¿Y cuando empiecen a usar detonadores de plástico? Empezarán a usarlos con mayor potencia, a irradiarnos con más radiación, ¿acabarémos pasando por escáneres de rayos X como nuestras maletas?

Creo que la histeria está llegando demasiado lejos.