12/12/09

Puertas al campo

A veces pensamos en Internet como un nuevo mundo lleno de posibilidades. Y es cierto, pero sólo hasta cierto punto. Por mucho que nos empeñemos los internautas, Internet no es el campo y, contrariamente a lo que algunos piensan, no es tan difícil poner puertas y barreras. Es el mundo real porque sucede realmente, pero es un lugar cerrado y relativamente fácil de controlar. Un lugar bastante parecido a la realidad de la película Matrix, donde hay una estructura nodal y matricial que llega a todos los rincones del sistema. Se trata de un mundo que sólo ahora comienza a ser legislado, porque, hasta este momento, hemos vivido un tiempo muy parecido al de la Conquista del Oeste, la era del Internet libre e indómito.

Sin duda, el futuro será muy diferente. Recordaremos con nostalgia los tiempos en los que las descargas eran gratuitas, cuando podíamos ver series y películas sin pagar y podíamos compartir nuestros archivos a través de redes p2p. Esa época libre de Internet está tocando a su fin. La ilusión de libertad (ilusión que producía algo de realidad) se irá al traste si los gobiernos siguen el proceso represivo y policial de legislación del mundo virtual tal y como lo han comenzado, es decir, intentando aplicar normas y leyes ancladas en estructuras territoriales obsoletas a un mundo en el que difícilmente encuentran acomodo. Sin lugar a dudas, un sistema se hace fuerte cuando permite lugares y vías de escape, es decir, cuando tolera el incumplimiento de la norma. Internet representa para nuestra sociedad un lugar para esa transgresión de la ley. Paradójicamente, en el momento en el que todo esté reglado y controlado, el sistema correrá el peligro de resquebrajarse.

[Publicado en La razón, 11-12-2009]

4 comentarios:

Sangress dijo...

Coincido plenamente en tu entrada, pero hay algo que siempre estará por encima de lso gobiernos y las legislaciones: el dinero, y es aquí donde surge la verdadera batalla de la red, pues en un mundo informático con limites y barreras, los más perjudicados serán las compañías telefónicas, porque, ¿quien querrá pagar las bestiales bandas anchas de hasta 1GB que hay en algunos paises si no hay nada en que aprovecharlas (descargas gratuitas)? Aunque abiertamente no se diga, a las comapñias de internet les interesa que exista eso que llaman erroneamente PIRATERIA.

En cambio los grandes beneficiarios de este cercamiento de la red serían las anticuadas y extorsionadoras compañias discograficas y de derechos de autor que piensan que el medio fisico debe ser eterno.

Además, en el peor de los casos siempre nos quedará la televisión con su telebasura y la lectura con sus best-sellers.

Fátima dijo...

Hijo mío, ¿no tenían en el periódico de extrema derecha ese ninguna foto suya más favorecedora? ¡Qué auténtico ecce homo!

mahn dijo...

Estimada Fátima, a lo que dices de la foto ni te voy a responder. Para gustos, los colores. No te preocupes, nunca te pediré que te cases conmigo. Así que, para no ofenderme, preferiré entender Ecce Homo en el sentido griego de ιδου ο ανθρωπος.
Lo que dices del "periódico ese de extrema derecha" me toca un poco más las narices. Pero como estoy de buen karma ni me voy a tomar la molestia de contestarte y argumentar cómo esa extrema derecha de la que tú hablas está protegiendo (o al menos dando cabida a la reflexión) sobre los derechos de los internautas que algunos gobiernos supuestamente progresistas intentan eliminar. Además, por si te interesa, en ningún periódico como en La razón he tenido tanta libertad para opinar y decir lo que me da la real gana.

zaloette dijo...

Buen debate el iniciado por el primero de los comentarios. Hay unos intereses, creo que "vampirescos" por parte de las discográficas, que no tienen ni idea de cómo adaptarse al nuevo modelo de negocio que se abre a su público y los gobiernos que intentarán más que seguro defenderlas dejando fuera de límite a los asiduos a este libre medio.

Un abrazo,