4/11/09

Más textos

Entre clase y clase, intento meterme de lleno a trabajar en un texto sobre Manu Muniategiandikoetxea, sin duda uno de los pintores más lúcidos e inteligentes del momento. A veces, trabajar a fondo sobre un artista concreto viene bien para introducirse en cuestiones que, de otro modo, sería más difícil llegar. Ahora vuelvo a la geometría, la construcción, las relaciones entre pintura y escultura, y sobre todo a la idea de reflejo, sombra, resto y huella. Después de pasar unos días leyendo lo que se ha escrito sobre el pintor, me sumerjo ahora otra vez en Clement Rosset y sus imágenes del doble: por un lado, las "impresiones fugitivas"(sombra, eco y reflejo), y por otro, las "fantasmagorías" (pintura, grabación y fotografía). Con eso ya tengo, como poco, para el párrafo del comienzo. Las otras quince páginas ya veremos cómo se llenan.

2 comentarios:

rocio dijo...

A-TA-CA-DA... yo quiero escribir y leer no hablar...

te lo cambio?

y no, nada extraño en mi cuerpo hasta mañana...tranquilo, pero qué malo es conocerse...

sushi de anguila dijo...

Imagino que, en uno de tus exámenes, con que tus alumnos te escriban correctamente el nombre del Manu, ya tienen garantizado el aprobado, ¿¿¿no???