21/6/09

Periferies

Buena experiencia la de Valencia. La iniciativa de Rafael Tormo ha conseguido, como pocas, conectar con la realidad cotidiana del barrio y llevar el arte lo más cerca de la vida. Pasear por las calles, entrar en las tiendas y encontrarse allí con las obras integradas en el lugar del desarrollo de la vida fue una experiencia realmente conmovedora. Tuve también la oportunidad de conocer allí a gente muy interesante, entre ella a Marina Garcés, cuyos trabajos voy a tener que comenzar a leer inmediatamente. Una propuesta fresca e implicada que hace que uno todavía pueda seguir creyendo en la filosofía. Creo que en los próximos días, Barbaro Miyares y Salomé Cuesta van a subir las conferencias a su web Non-Site. De momento hay ya allí una entrevista a Rafel Tormo y un itinerario por las intervenciones de Periferies.