14/6/09

Día del amor

Como no puede ser de otro modo, me he vuelto a dejar liar, esta vez para acompañar al piano dos cortos del director Óscar Espín. El evento será esta noche en el Centro Párraga. El día del amor. En la terraza, con música y performances. Promete ser interesante. Aquí dejo el enlace, por si alguien está aburrido y no tiene nada que hacer.

No sé cómo lo hago, pero al final siempre acabo cayendo. Y eso que estos días voy hasta el cuello. De escribir, pero sobre todo de leer. Tres tesis y dos presentaciones de libros en dos semanas. Ahora, mientras preparo los temas para la improvisación de esta noche, acabo la lectura de una tesis sobre el Dandismo que mañana tengo que evaluar en Valencia. Tesis fascinante, la verdad. Entre otras muchas cosas, he encontrado una cita de Baudelaire que, a partir de ahora, siempre utilizaré para justificar por qué suelo ir de negro:

"Observen que el traje negro y el redingote no sólo tienen su belleza política, que es la expresión de la igualdad universal, sino también su belleza poética, que es la expresión del alma pública (...) un inmenso desfile de enterradores, enterradores políticos, enterradores enamorados, enterradores burgueses. Todos nosotros celebramos algún entierro".

Esta noche, al aire libre, nos toca enterrar el amor.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿El Centro Párraga y el CENDEAC son institucíones privadas?

David Saä V. Estornell dijo...

Hermoso Mirlo Blanco, mi entera gratitud por este primer paso de contacto. Vuelvo de grabar a finales de esta semana, keep in touch. Ya lo dije y seguiré diciendo en todo el planeta, eres un auténtico GENIO, sin cantarte al dandismo, al wilde y al EGO... sencillamente VI!.
My deep gratitude, love and respect.

-La Adelfa Blanca-

Anónimo dijo...

y además el negro es todos los colores y la absluta ausencia de color todo y nada en un sólo tomo... ¿no es garnde?

mahn dijo...

Querido David, muchas gracias por tus palabras. El placer fue mío. Seguro que esto es sólo el principio. Hay tantas cosas por hacer...

mahn dijo...

Anónimo 1: ¿es la tuya una pregunta retórica?

Anónimo 2: Pues sí, el negro es todo eso que dices, es lo que dice Baudelaire y mucho más. Pero sobre todo, el negro (y yo creo que en mi caso va más por ahí) adelgaza.