10/6/09

32

Hoy hace treinta y dos años que nací. No me puedo quejar. Sigo vivo, lo cual no es poco. Además, puedo decir que vivo la vida que me gustaría vivir. Ahora mismo, me siento un privilegiado. Quizá me gustaría tener algo más de tiempo para mis cosas, tocarme un poco más las narices o estar más con mi gente. También lo hago, aunque no tanto como quisiera. Lo único que echo en falta es a la gente que se ha ido para no volver. Y sigo sin quitarme la costumbre de esperar esa llamada que ya nunca llegará.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ánimo...

Leandro dijo...

Ánimo no, felicidades

Antonio Rentero dijo...

Deseo de todo corazón que sigas cumpliendo muchos más y que sigas teniendo ganas de vivir la vida que te gusta vivir.

32 abrazos.