31/5/09

El no va más

Decía en un post anterior que quería aprender a decir que no, pero creo que la cosa va en los genes. Esta tarde, después de trabajar por la mañana revisando y poniendo las imágenes en el libro sobre Morris y preparando la conferencia de mañana sobre arte y género, quería ir yo tranquilo a la inauguración del festival Cine y Patrimonio y al concierto de la Sinfónica de Murcia dirigida por Roque Baños. Pero no, cosas del destino, a la pianista que iba a tocar entre el fin de la gala y el comienzo del concierto le ha entrado una gastrointeritis y no puede actuar. ¿Opciones a cuatro horas de la gala? Pues la que os podéis imaginar. Que si puedo tocar unos minutos, nada, poca cosa. ¿Poca cosa? Se me han puesto de corbata. Reconozco que esta vez en primera instancia he dicho que no. Pero como parece que no había otra opción un domingo a estas horas, y se trataba de un favor a un amigo, no he tenido otro remedio que acceder.

Así que en unas horas, en el auditorio, expondré mis carencias musicales a la luz de toda la cultura murciana. Mi única opción será tocar la música de la cabecera del festival (que, por compromisos varios, también me tocó componer). Lo único que ocurre es que la cabecera dura 30 segundos y yo tengo que tocar varios minutos, así que no sé cómo la podré alargar. A improvisar toca, nunca mejor dicho. La cosa es no estar tranquilo. Me van a temblar hasta las pestañas. Si la conferencia sobre mi hermano imaginero era un doble mortal con tirabuzón y sin red, esto entra directamente en el ámbito del suicidio.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Buena introducción musical al acto.
¿cuál es el tema que has tocado hoy en el Auditorio?
Ciao

Negro(sobre)blanco dijo...

Realmente te admiro

mahn dijo...

Pues ha sido una improvisación sobre el tema de la cabecera del festival. Los 20 segundos que dura los he tenido que transformar en tres minutos. Así que la cosa ha sido alargar para arriba y para abajo el tema hasta la saciedad.

Anónimo dijo...

Me encantó su actuación en el festival. Creo que no se le pudo dar mejor comienzo que ese :-) Es un hombre maravilloso y es una pena que no tengamos más clases con usted. Tiene tanto que aportar...