1/1/09

Deseos

Al final, Nochevieja familiar. En casa, con womahn, leyendo buenos libros y escuchando buena música. Quién necesita más. El móvil apagado bien temprano. Y, rápidamente, a la cama. Allí, nos dormimos escuchando las Variaciones Goldberg de Bach. Los susurros y canturreos de Glenn Gould nos acunaron como una nana.

Hoy me despierto consciente, sin la resaca de otros años. Pienso ahora en todas las cosas que deseé durante el cambio de año. Y no recuerdo ninguna. Quizá este año no pedí ningún deseo. Seguir así, probablemente.

7 comentarios:

Mery dijo...

Digamos un "Vigencita, que me quede como estoy "

Que tengas un Feliz Año

Anónimo dijo...

Los hay con suerte, escuchando vuestra música preferida, leyendo ese libro que nunca habías tenido tiempo de leer y tempranito a la cama, sin resacas y sin malos pensamientos, enhorabuena Miguel y Raquel.
Otros no hemos tenido tanta suerte, la casa llena, dos hijos, dos nueras, una hija, un yerno, dos nietos y dos nietas, al parecer el colmo de la felicidad, ¡¡mentira!! Por primera vez se han sentado a mesa gente que ya no está con nosotros, nadie ha dicho una palabra, pero todos los hemos sentido, más bien que una Cena de Noche Vieja parecía la continuación de un funeral. Las uvas por primera vez sin risas y sin “atranques”, la copa de cava con sabor a lagrimas, alguien dijo que no da suerte chocar las copas, cada uno desde su puesto levantó la copa sin saber por que brindar, se tomaron rápidamente el liquido, cada uno se inventó una excusa y salieron rápidamente de la Cena-Funeral, los viejos nos quedamos solos peleando con el lavavajillas, maldiciendo el año pasado y sin esperanzas en el entrante.
Os tengo sana envidia.
emilio

Liduvina dijo...

¡Qué lindo!

Están generando envidia por este lado Jajaj

Un saludo y que tengas un año excelente

http://mimedioalquiler.blogspot.com/

Tigretón dijo...

Mi Nochevieja ha sido también de lo más tranquila. La cena consistió en una tortilla con gambas que sobraron de Nochebuena, canapés de esa noche, y morcilla de Blanca. Sin invitados.

Hacía muuuchos años que no me quedaba en casa toda la noche (por cierto vaya bodrios ponen en televisión, hasta para ello ha llegado la crisis).

Después del anual y superchero atragantamiento con uvas (cada año menos atragantamiento porque a este paso un año van a lentificar el reloj de la Puerta del Sol tanto que va a dar tiempo a pelar una a una cada uva y quitarle el granillo) me puse el reproductor de Mp3 (no digo marca) y mis auriculares y a escuchar música hasta las dos

Feliz Año 2009

Rubén Castillo dijo...

Joder, nene, qué disparate. Con la cantidad de música que hay en el mundo, y resulta que yo llevo toda la Navidad escuchando casi a diario las Variaciones Goldberg en la versión de Gould (vía Youtube). Palabra de honor. ¿Hay mayor demostración de que existe la magia o algo así?

Anónimo dijo...

Aquella mujer que tanto te impresionó en la fotografía de la guerra de Georgia llena de sangre y con las llamas detrás en una montaña de escombros sale hoy en EL MUNDO sonriente con su gato en brazos. Se llama Giuli Beruashvili de 58 años y con cinco hijos y está viva y coleando. Feliz 2009

mahn dijo...

Queridos todos: que el año al menos tenga 365 días, lo cual no es poco.

Rubén: de nuevo la tyché, el azar objetivo, o la casualidad siniestra.

Anónimo: gracias por la sugerencia sobre el caso de Gori. He comprado El Mundo y ha podido ver el rostro sonriente de una persona que jamás olvidará que estuvo muerta.