6/8/08

Respeto

He comenzado por fin mi thriller. Ya tengo terminada la planificación. Conozco el principio, el final y gran parte del desarrollo, aunque tengo muchas lagunas de lo que sucederá a partir de la mitad del libro. No sé cómo se llegará al final. Eso me ha detenido mucho tiempo, aunque hoy me he decidido a empezar. Y que sea lo que Dios quiera. Lo único que puedo adelantar es que va de niños muertos y fotografías extrañas. Y por supuesto de un profesor de cultura visual que intenta aclararlo todo inmiscuyéndose en las investigaciones de la policía.

Y hablando de niños muertos, desde el sábado hasta ahora no he parado de ver películas de niños fantasmas. Comencé por Frágiles, que no está del todo mal, y, tras varias recaídas, hoy he acabado con En la tiniebla, donde el niño muere al principio de la película y al menos se libra de un truño bastante aburrido. Para colmo, y continuando con mis lecturas chorra del verano, estoy leyendo El ladrón de almas, de una islandesa cuyo nombre ahora no recuerdo y me da pereza buscar en google. Por supuesto, va de niños muertos que se aparecen en un hotel.

La cuestión es que, de tanto pensar en el asunto, llevo ya unas noches que me da respeto mirar el espejo antes de acostarme. Menos mal que la cama está directamente en el suelo y lo único que puede esconderse allí son las pelusillas del ombligo.

5 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Ya sabes la frase tuya q hay en mi blog, tu descripcion de "Ju-on/The Grudge/La maldicion":

"¿Que gato negro ni que niño muerto?"

Se te veia de venir...

Todo el animo y toda la suerte dee mundo. Tengo unas ganas locas de leer ese thriller.

MBI dijo...

Poooo quéééé miedo?
Acabará dando más miedo el espacio en blanco entre la escritura y tu mente... ¡ánimo!

Galder Reguera dijo...

La única manera de que un libro termine siendo bueno es cuando el autor no lo tenga del todo claro desde el principio. Si tiene todo bien atado antes de empezar a escribir, termina siendo algo así como un manual de lógica matemática. Así que, animo Miguel, que empiezas bien.
A ver si en un par de años te vemos en el escaparate de las librerías y a un montón de gente leyéndote en aeropuertos y metros.
Un abrazo.

José Carlos dijo...

No dude en revisar la obra de Ramsey Campbell, es de lo mejor que se ha escrito sobre niños terroríficos, por no hablar de la espléndida Imágenes Malditas, sobre una película que mata a aquellos que la ven...

John Saul también tiene alguna novela buena con niños...

Saludos

Antonio Rentero dijo...

Para película terrorífica con niño "Marcelino, pan y vino"...

"Parchís y la guerra de los niños" o "Las aventuras de Enrique y Ana" tb dan cosica... y producen unos instintos infanticidas en el espectador que ríete tú de los efectos de lo de "La broma infinita" de David Foster Wallace...