1/5/08

Sos y Zizek

Mañana empieza el SOS 4.8, dos días de continuo desenfreno cultural. Música, arte, conferencias... o como se dice por aquí "de todo lo nacío". Mi costado, sin embargo, me impedirá que pueda saltar o siquiera acudir a algún concierto. De todos modos, lo que realmente me hace ilusión es poder conocer a Slavoj Zizek, a quien tendré el honor de presentar el próximo sábado junto a Simon Critchley. Lo demás (y sé que podrá sonar a sacrilegio) me importa menos. 

En los últimos años, Zizek se ha convertido para mí en uno de los pilares básicos del pensamiento contemporáneo. En mi biblioteca puedo contar hasta 21 libros suyos. Es, junto a Enrique Vila-Matas, el autor que más puebla mis estanterías. Y también el que más leo y disfruto. Como digo, igual que me ocurrió con Vila-Matas, estoy deseando conocerlo. Intuyo, y no sé por qué, que habrá buen feeling.

5 comentarios:

Leo dijo...

NO sabía nada de lo de tu dolor costal... Anda, cuídate y mejórate pronto.

Un abrazo,

Galder Reguera dijo...

Suerte con Zizek, MAHN. Si la persona está a la mitad de la mitad de la mitad de la mitad de la mitad de la mitad de sus textos, sin duda conocerás una gran persona. Mejor dicho, os encontraréis dos grandes personas.
Un abrazo y que te recuperes pronto.

Conce dijo...

Estuve en las conferencias de Zizek y de Critchley. Un lujo haberlos tenido en Murcia y haber podido escuchar en vivo y en directo a estos dos titanes del pensamiento contemporáneo. Un sobresaliente al moderador -mis enhorasbuenas- y mil gracias a los organizadores de este evento

Anónimo dijo...

¿Qué opinas de la postura política de Zizek?
¿Coincides con él en sus alabanzas a Hugo Chavez?

mahn dijo...

Pues la verdad es que no lo acabo de tener claro del todo. Y eso es lo que más me fascina de Zizek, que nunca me acaba de convencer de sus posturas. Pero al mismo tiempo me hace que las mías se tambaleen. Me gusta su crítica de lo políticamente correcto. En lo que no llego a estar de acuerdo es en su "para poca salud, ninguna". Creo que más vale algo de poca salud, que ninguna. Lo que sí es cierto es que es necesario ser consciente del régimen de la tontería en el que nos hemos instalado.

Y sobre su postura sobre Hugo Chávez... Pues lo gordo es que casi tendría que darle la razón. Al menos tal y como él lo plantea, como una manera "real" de llevar a cabo una revolución. Tiene razón en su teoría de que allí ha tenido lugar "un pasaje al acto". Pero, por supuesto, no me convence absolutamente nada ese pasaje; aunque, si lo pensamos bien, hay muchas cosas del gobierno de Chaves que serían muy aprovechables para una redefinición de la política en términos de acción ciudadana.