20/5/08

Frikivisión

Sin palabras estoy ante las semifinales de Eurovisión. Dejo por un momento la filosofía política de Toni Negri, pongo la tele y me encuentro con un calcetín-pavo cantando "Irland douce points". Pero lo que sigue no lo va a la zaga, un payaso con cuatro fulanas vestidas de novia, argumentando que las monas también comen plátanos. Desde luego el Chiki-Chiki es Bel canto ante lo que estoy viendo. Pachangueo barato de pueblo. Qué disparate. Frente a esto, la resistencia del lavoro inmaterial pierde cualquier sentido que pueda haber tenido.

6 comentarios:

Mery dijo...

Una vergüenza, y de las gordas. Imagino que Eurovisión será el reflejo fiel de las corrientes socio-culturales....qué pena.

Mejor seguir con lo nuestro

Antonio Rentero dijo...

Iba a decir "no sé a dónde iremos a parar" pero casi mejor diré "no sé si quiero saber dónde iremos a parar".

Afueraparte, un placer verte en carne mortal esta mañana sobre el Segura, querido mahn, y al menos estrechar momentáneamente tu mano.

Pero que sea la última vez que usas tus ruedas modelo Mesala para ganarme una carrera en moto, que no veas como me has dejado los radios.

Anónimo dijo...

No entiendo la conclusión. ¿Por qué "la resistencia del lavoro inmaterial pierde cualquier sentido que pueda haber tenido"?
¿Se trata de ironía? ¿O habría que tomarlo en serio, en clave pesimista?MLL-ego/ficcion

mahn dijo...

No hay que tomarlo de ningún modo, porque no tiene sentido alguno. Pero si tuviésemos que tomarlo de alguna manera, tendría que ser con lágrimas en los ojos y un cubata en la mano, asumiendo que ya no es posible salir de la estulticia.

sushi de anguila dijo...

Ya que Renteronius ha puesto el símil con las carreras del circo romano a bordo de vuestras cuádrigas mecánicas, tu último comentario, MAHN, y los suyos, me recuerdan a la frialdad, casi resignación, con la que la intelectualidad romana del S. III, veía, con el emperador-filósofo Marco Aurelio a la cabeza, la que se les estaba viniendo encima con las invasiones bárbaras y cómo todo el Imperio se estaba yendo al cuerno...

Antonio Rentero dijo...

Si es que esto solo lo arregla un buen incendio... o poniéndonos un poco menos clásicos, unos buenos autos de fé.

Lo de los leones y el circo para arrojar a estos desaprendivos socioculturales tampoco es mala idea del todo.

Total, los leones tampoco matan y comen, comisquéan más bien, mordisquéan un poquico y ya está...