14/5/08

Desconcierto

Hoy dejado inquieto al librero al pedirle en la misma frase El libro del desasosiego, de Fernando Pessoa, y Adn asesino, de Patricia Cornwell. Después de buscarlos un rato, ha venido con uno en cada mano, como si el mínimo contacto entre ellos pudiera contaminarlos. Le ha faltado ponerlos en bolsas diferentes. Y sobre todo le ha faltado preguntarme el porqué de tal sacrilegio. Le habría respondido que el ser humano es incoherente por naturaleza. Y que la buena literatura sólo se puede apreciar sobre un fondo de contraste. Y, más aún, que hay días en los que me dejo seducir por el fondo de contraste, aunque esta vez haya sido por un truño imponente como este Adn asesino.

1 comentario:

Antonio Rentero dijo...

Si ha sido en Murcia, el librero es posible hasta que se haya quedado desinquieto.

Entiendo tus contradicciones, yo tb las tengo... creo que la gente contradictoria es divertida e interesante.