12/5/08

Demora

Hoy me he levantado más temprano de la cuenta. He desayunado y, antes de ir a clase, me he vuelto a acostar una hora. Si existe la felicidad, se debe parecer mucho a esa sensación de demora de lo inminente.

3 comentarios:

Leny dijo...

lo de desayunar y volverme a acostar... todavía lo tengo que probar. lo que sí que sé seguro es que apagar el despertador y volver a cerrar los ojos es casi, casi lo mejor del mundo. bueno, la verdad es que es lo mejor del mundo.

hasta el jueves!

p.d: la pieza de "Recordar a Satie"... sin palabras.

sushi de anguila dijo...

Eso que tú has hecho esta mañana se lo permiten en ESPAÑA cuatro pájaros contados: los Albertos, Paco el Pocero, las Koplowitz y la García Obregón tomatera de turno.....¡¡¡qué inmenso placer!!!

Antonio Rentero dijo...

Unagi-san, apúntanos a Fernando Castro y a mí (él además lo acaba de comentar en su blog LO QUE YO TE DIGA).