30/4/08

Y yo sigo aquí...

En estos momentos tendría que estar camino de Dublín para la inauguración de la versión irlandesa de Estéticas Migratorias, pero el maldito dolor de costado me tiene prácticamente inmovilizado en casa. Sigo sin poder dormir en la cama. Y ahora el dolor parece que va a más. Ya casi ni permite sentarme al piano. Y lo peor es que yo soy muy quejica, y cada vez que me muevo o me hago daño no puedo reprimir el gemido. Menos mal que womahn es comprensiva, porque otra ya me habría echado de casa. 

4 comentarios:

Jaume dijo...

hola MAHN, lo siento por tu ausencia en Dublín, pero ya que estas en casita, lo dicho... las manos en los teclaDOS.
Por favor, mejórate pronto.
Un abrazo, Jaume.-

Antonio Rentero dijo...

Si es que el deporte es lo peor...

Ánimo y que te mejores pronto.

PS: la otra noche soñé contigo, nos dábamos el abrazo que hace tiempo que tengo ganas de darte. Debe ser mi subconsciente que te echa de menos. Pero sin mariconadas, que luego te gusta y te vicias.

Jaume dijo...

los vicios y las mariconadas tienen algo gue ver?????????????? .- pregunto a quién corresponda...........

Antonio Rentero dijo...

No, para mí no tiene nada que ver.

Una cosa es lo de las mariconadas (soñar con darse abrazos entre hombres que no sean familiares me parece poco hetero) y otra enjugascarse de manera enfermiza con comportamientos obsesivos, bien inocuos (como darse abrazos con hombres, aunque seas hetero) bien peligrosos (beber sin medida o ver programas del cuore en la tele).

Es una frase hecha, Jaume, no le des más vueltas, que ni soy homófobo ni integrista católico.