30/3/08

Regreso

Regreso de Oslo cansado, pero con el ánimo renovado. Al final todo ha salido a la perfección. Buena acogida en la prensa y en el público. Era un viaje que me pillaba a contrapié, y sin embargo me ha venido bien. Bien en todos los sentidos, pero sobre todo en el emocional. Necesitaba aire fresco, eso estaba claro, aunque quizá no hacía falta llegar a siete bajo cero. Como quiera que sea, mañana comienza la rutina. Clases, gestiones, textos varios... mil cosas por hacer, mil por acabar. Pero como me prometí, lo intentaré llevar todo con más calma. Como avance, el martes pienso volver a la esgrima.

5 comentarios:

Pedro Jesús Teruel dijo...

Mis mejores deseos para tu nuevo inicio. Bien vale Oslo como gozne entre lo pasado y lo porvenir. Saludos, Mahn.

Josef (antes Josito) dijo...

Se te esperará con las caretas bajo el brazo y la punta en el suelo.

Tigretón dijo...

Me alegro que todo haya ido bien. Practica esgrima que nos veremos en la pista de futbito, je, je.

Bueno, esos -7º me los conozco yo de mi estancia leonesa (lo mínimo que he sentido fueron unos "fabulosos" -12 º) Pero frío como el de Murcia no hay muchos...

Un abrazo y ya me contarás tu estancia con más detalle

Mery dijo...

Por cierto, ¿de qué era la exposición? Soy nueva y no me he enterado.
Bienvenido

sushi de anguila dijo...

Sensacionales noticias, MAHN. Tras el piano, la vuelta al frío acero, que no puede existir mejor consuelo que repartir mandobles en estos momentos en que necesitas liberar lastre del alma. Temblad, espadachines de poca monta, que el Scaramouche murciano regresa a la palestra...