13/3/08

Inhabitabilidad

Por momentos la tristeza se convierte en hastío. El propio cuerpo se transforma en un sitio incómodo. Y el mundo entero parece un lugar inhabitable. Luego todo vuelve a su sitio. Todo, menos lo que ya no puede volver. Ahí se quiebran todas las certezas, en el vacío insoportable del presente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No pienses en el vacio como sinónimo de la nada y de insatisfacción. Cuando realmente nos vaciamos y quitamos los límites y los trastos inútiles de encima es cuando empieza la plenitud.

Ariadna.

Anónimo dijo...

MICROBIOGRAFÍA

Tengo una propuesta para ti, me encantaría saber qué seis palabras elegirías:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Cuente/vida/palabras/elpepucul/20080310elpepicul_1/Tes

mahn dijo...

Microbiografía:

He buscado siempre el mismo lugar.