25/2/08

Civilización

Esta mañana me he encontrado el coche destrozado. Aún no he encontrado al culpable, aunque intuyo que ha sido un camión que estaba aparcado anoche justo al lado. Nunca me había pasado nada semejante, pero me he sentido prácticamente violado. Llevo todo el día con un mal cuerpo que no me tengo. Lo peor es la cara de tonto que a uno se le queda cuando va a coger el coche y se lo encuentra de esa guisa. O la falta de civismo del energúmeno que ha evadido su responsabilidad. 

Lo más curioso, sin duda, ha sido la intervención de la policía. Cuando han venido a ver qué pasaba, se han descolgado con una afirmación digna de ser memorizada: "oye, antes de nada, que sepas que nosotros no somos como los de las películas, que vienen y te  dicen quién ha sido. Si nos dejan, lo hacemos, echamos la semana investigando y sacamos al culpable. Pero no nos dejan. Ahora, en cuanto se enteren de que ya hemos terminado aquí, nos mandan a otro marrón. Y así pasamos la mañana". Por lo menos han sido sinceros. 

Así que ahora nos toca la labor de detectives. A buscar un camión con un roce infraleve en la parte de atrás. O, lo que más toca las narices, a pagar tres mil euros.

Qué disparate.

6 comentarios:

sushi de anguila dijo...

tú lo has dicho, MAHN, qué disparate....Que todo se solucione dela manera menos onerosa y quitatiempo posible. Un abrazo fuerte, fuerte

Antonio Rentero dijo...

Cuanto cafre, por Dios.

Haz una ronda de pesquias por la zona, a ver si era algún camión de reparto de algún local cercano, fíjate a ver si hay algún vecino que tenga camión o furgoneta de reparto y que lo aparque por la zona. De hecho si es esto, seguramente pasará unos días aparcándolo en otras calles cercanas para disimular. Da unas vueltas por el vecindario a ver si localizas algún camión con algún roce sospechoso, comprueba que tenga rastros de pintura del color de la de tu coche...

En fin, antes de que esto parezca C.S.I. y yo empiece a cojear como Grissom o a poner morritos como Horatio, a ver qué te dicen en el seguro... y un tema, cuando tengas algun vehículo sospechoso, tómale la matrícula y si quieres localizar al propietario ponte en contacto conmigo y te hacemos la gestión.

Ánimo!!!

Anónimo dijo...

Sí soy yo, el del camión, concretamente una IVECO Daily.
He rozado tu coche simplemente porque soy un fetichista, me excito al rozar mi camión con otros coches y quedarme con una parte de ellos, ahora empezarás a sacar tus conclusiones lacanianas o freudianas, las referencias cronenbergianas, o echarás por el vomitorio lo infraleve.
No soy el solitario, soy lo que ves, y todo lo que temes detrás.

mahn dijo...

En ese caso, retiro lo dicho y le ofrezco también mi moto y el coche de mi mujer. Tengo la sensación de que cuantos más seamos más va a disfrutar usted.

Fram dijo...

Mi caso:

Me roban unos portones de hierro, con nocturnidad.

Primer intento de denuncia en la policía municipal: negativo. Me mandan a los Civiles.

Primer intento de denuncia en la Guardia Civil: Negativo. Tras 45 minutos de espera, una denuncia por violencia doméstica que se complicaba por motivos lingüísticos, me obliga a regresar a mi casa hipoglucémico perdido.

Segundo intento de denuncia en la Guardia Civil: Sólo 20 minutos de espera. Exposición del caso, aportando fotografía de los portones de hierro que además, tienen una placa de vado. Más además: aportando la valiosa información que me ha llegado ese mismo día, de que los portones en cuestión han sido vistos en una chatarra de una localidad cercana.
Respuesta del agente: Si dice usted que sabe donde están "las puertas", yo que usted, antes de denunciar, indagaba.
Yo: ¿cómo?
Él: Que indague usted.
Me retiro, con claros síntomas de apollardamiento perpléjico.

Tercer intento de denuncia en la Guardia Civil: Le digo al agente que me atiende, que es otro distinto de la vez anterior, que "ya he indagado", que si puedo denunciar. Accede, un poco obligado por el pudor que le provoco con mi tono de voz y mi actitud. Inicio de papeleo y preguntas perogrullescas.
Me largo con mi denuncia en la mano.

Una semana después me llaman. Por un momento pienso que me van a decir que han recuperado las puertas y me siento como los protas de "Lloviendo piedras" de Loach. Un mojón pa mí.
Me dicen que la denuncia sigue su curso y ha sido trasladada al juzgado. ¿Y ahora qué, cuál es el siguiente paso?. Espere usted noticias del juzgado.
Hasta hoy. La única notificación del juzgado recibida es mi elección como suplente nº 2 en una mesa electoral.
Logré evitarlo con un certificado médico sobre mi diabetes.

Antonio Rentero dijo...

Lo de que "indague usted" es antológico... pero de antología del disparate.

Sobre el curso de la Justicia... no quiero ahondar en su pena, amigo FRAM, pero los funcionarios de Justicia llevan SEIS SEMANAS en huelga y no parece que la cosa esté en vías de solucionarse... le saldrá más barato pagarle a una cuadrilla de inmigrantes ilegales para que una noche salten la valla de la chatarrería y le lleven a su casa los portones. Espérelos con unos botes de pintura de un color distinto al que tienen actualmente dichos portones y según lleguen les da unas manos y listo.

Cuando lleguen los agentes de la autoridad dígales que usted ya ha hecho sus indagaciones...