12/11/07

Mas cosas

Llevo unos días desaparecido en combate. Regreso ahora de Barcelona de soltar de nuevo la perorata sobre las estéticas migratorias. Aunque quisiera cambiar ya de tercio, está visto que la cosa sigue su curso, y ahora otros lugares como Oslo y Belfast parece que quieren más madera.

La última vez que parlamenté en Barcelona me quedé con mala sensación, ayer, sin embargo, creo que la cosa salió bien. Hubo un ambiente agradable y multicultural, y comenzaron a fraguarse nuevos proyectos. Además tomé conciencia de ser un ser global. Coincidí en el simposium con un coreano que vivía entre Nueva York y Pekín y que sólo después de tres días se dio cuenta de que yo era español. Como me había visto en Amsterdam y en Karslruhe estaba convencido de que venía de Berlín. Mi inglés, de nuevo, produce confusiones.

De todos modos, estoy otra vez sobrepasado por el trabajo. Y lo peor es lo que viene. En el Cendeac, mañana llega Dan Graham. La semana que viene Kaja Silverman. A la otra Michael Snow, y a la siguiente Alfredo Jaar. Muy bonito, pero hay que aguantarlo. Y sobre todo combinarlo con las clases, las críticas de arte, las de libros, los artículos, las exposiciones... y todo aquello que ni siquiera tiene nombre. Cosas para parar un tren. Así que de vez en cuando desapareceré de la red. Pero que nadie se preocupe. Cada uno tiene lo que quiere. Me gusta que me peguen.

---

1 comentario:

Antonio Rentero dijo...

Tú lo que pasa es que estás tragando los últimos episodios de PRISON BREAK, LOST y HEROES, a mí ni me lías...