16/11/07

Así que usted comprenderá

Claudio Magris (Trieste, 1939) estaba en todas las quinielas del Nobel de este año. Muchos eran los que pensaban que su obra merecía este galardón, aunque al final, la decisión fue otra. De todos modos ser o no premiado no cambia el rol central que el autor ocupa en la literatura contemporánea. Un papel esencial que juega en su faceta de ensayista y traductor, y, sobre todo, en la –no tan alejada– de creador. Tanto en una como en otra, Magris ha creado un universo literario particular muy vinculado con la literatura alemana de la primera mitad del siglo XX, reactualizando como narrador la tradición literaria y cultural que tan bien ha analizado como ensayista. Dotada de un lenguaje ampuloso pero preciso, lleno de referencias culturales y, en ocasiones, difícil de seguir, su obra se ha convertido, sin lugar a dudas, en una de las más respetadas y admiradas del panorama internacional.

En Así que usted comprenderá, un pequeño librito de apenas cincuenta páginas, Magris vuelve a las distancias cortas de La exposición o Las voces, y también a una especie de contaminación performativa con lo teatral. Porque esta última obra es, en el fondo, un monólogo. El monólogo de una mujer que prefiere permanecer en su retiro que volver a su vida. Conforme avanza el libro nos damos cuenta que esa mujer no es otra que Euridice, y que su amante, al que prácticamente deconstruye con análisis pormenorizados de su vida, es el mismo Orfeo, el ‘inventor’ del lamento y la melancolía.

Lo que hace Magris es reinventar y actualizar el clásico mito de Orfeo y Euridice, dando la voz ahora a Euridice, quien argumentará que en el fondo se queda en el Hades –ahora Casa de Reposo– porque así lo desea, que es ella quien provoca esa mirada de Orfeo que la hace regresar al reino de los muertos.

Esta mirada de la mujer, que a lo largo de las reinterpretaciones del mito siempre había sido silenciada, puede ser también entendida como la mirada de la musa, de la inspiradora de la poesía. En la visión de Magris, la musa se muestra rebelde, se queda en el reino de los muertos, porque sabe que fuera su presencia no tiene sentido. Además, ella está convencida de que si Orfeo baja al Hades no es para salvarla, sino para salvarse a sí mismo. El poeta, el escritor, es observado casi como una marioneta, un don nadie, manejado por los deseos de Euridice.

Por expreso deseo del autor, la versión española de Así que usted comprenderá ha añadido dos breves textos críticos de intelectuales italianos (Luca Doninelli y Ermanno Paccagnini) que presentan y analizan algunas de las ideas esenciales del libro. Entre ellas, destaca sobre todo la intuición de que esta obra es profundamente autobiográfica, que, como un escudo, esconde y al mismo tiempo muestra una historia de amor, la del escritor y su musa. Una musa que constata que el desencanto es el mismo en el reino de los muertos que en el de los vivos. Por eso, al final del libro, parece necesario hacerse una pregunta: ¿qué es eso que ‘usted comprenderá’, presente en el título? De manera menos elegante y sutil que Magris, podríamos responder: que para poca salud, ninguna. Que si hay que ir, se va, pero ir para nada es tontería.

[Publicado en El faro de las letras, Murcia, 13/10/07]

No hay comentarios: