30/10/07

Veo

Veo. Pero escribe womahn. Yo, hasta dentro de unos días, no podré sentarme frente a la pantalla. Aunque ahora no puedo abrir los ojos, he comprobado que la operación ha salido bien. Me he mirado en el espejo y por fin, tras quince años, he visto mi rostro sin gafas. Me he dado cuenta de que los cristales estaban trucados. Ya sé por qué me ladran los perros.

Ahora estoy como el ciego de Diderot, descubriendo el mundo de nuevo. Ya os contaré.

Nota de la transcriptora: me tengo el cielo ganado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me suena de algo que le pasó a alguien y se quedó sin fuerza, ¡ si! Fue a Sansón y no le recortaron las corneas (con perdón) que fueron los pelos, no me gustaría que con esa minúscula parte de tu anatomía que yace en el cubo de la basura de una clínica, vayan tus ideas, procura seguir escribiendo aunque sea con “antiparras”.
Juanita

sushi de anguila dijo...

MAHN:Ahora tendrás que poner al cara cecina de Sam Beckett en una foto sin gafas. Espero que no sufras del 'Síndrome Marianela' y nos veas a los feos guapos y viceversa. Si nos vemos mañana, te haré la misma prueba de la pupila que a los replicantes de 'Blade Runner', a ver qué pasa...
WOMAHN: Si tu marido fuera un poco Gollum, ya sabes lo que te repetiría a todas horas: "¡Mi tesor...!"

Antonio Rentero dijo...

Eso de tener tu propia María Kodama da como cosica, ¿no?