Prodigios

A mi padre le abrieron la cabeza de un golpe seco. Por eso todos se extrañaron cuando comenzó a brotar agua de su cerebro. Yo sólo puedo contarlo en los días fríos; en los calurosos, me evaporo.

---

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquí y ahora (diario de escritura), 23

Diálogos entrecortados.

Aquí y ahora (diario de escritura), 22