21/8/07

Fin

Y acabé. Ya sólo falta esperar la traducción y enviar. Mientras tanto, dos semanas de merecidas vacaciones. Aunque seguro que algo saldrá por ahí. Si esto ocurre, me haré el loco. Y para locura la de mañana. Me he liado la manta a la cabeza y me paso a mac. Mañana recojo el iMac. Mi impaciencia era tal que no he podido esperar a los nuevos modelos. Como le he dicho hoy a Antonio, estoy que me compro encima. Reconozco que soy un impaciente. Sin duda, si me piden que diga mis dos principales defectos conocidos, aparte de los incofesables, sin duda esos son la impaciencia y la inconstancia. Me cuesta mucho continuar las cosas, y sobre todo, me cuesta mucho esperarlas. Por eso quizá siempre llego tarde. Como a los textos que hoy he acabado. Más de un mes de retraso. No tengo arreglo.

1 comentario:

Antonio Rentero dijo...

Digamos que al final sí eres constante... en tu impaciencia :-D

Y créeme, que eso de "estoy que me compro encima" (doy fe del hallazgo terminológico) es algo que nos ocurre a muchos, sólo que no siempre cuentas con el dinero para llevar a cabo la pulsión.

Digamos que el dinero sería al consumismo lo que la erección al deseo, algo imprescindible para la consumación/consumición pero sin el cual el placer anhelado y anticipado se convierte en tortura y frustración.

Y lo peor es que si tuviésemos más pasta nos la gastaríamos... siempre hay chorradas que queremos... no, NECESITAMOS poseer... vaya, tb es casualidad que no diga TENER sino POSEER, con esa connotación tan carnal... tecnofílicos, que somos todos unos putos desviados tecnofílicos!!!