26/7/07

Saturación

Estoy saturado. Apenas tengo tiempo para pestañear. Entre hoy y mañana he de finalizar textos para siglos. No debería ni siquiera entrar en internet. Sin embargo, es en estos momentos cuando no puedo dejar de escribir aquí, ver la tele, leer otras cosas, ordenar la habitación, cambiar los libros de sitio, salir de compras... es decir, todo aquello que me aparta de mis obligaciones.

Son demasiadas cosas. Y no puedo con todas. Además, tal y como está la unión ciclista internacional, he descartado el doping, al menos el ilegal (café que no falte). No escarmiento. Siempre me ocurre lo mismo: hasta el último momento. Algún día me cogerá el toro. Espero que no sea esta vez. Y si lo es, me confiaré al espíritu de Luis Francisco Esplá. Otro que no parece escarmentar.

---

1 comentario:

juanitagonzalezdios dijo...

Lo siento pero ya te ha cogido el toro de la hiperactividad, mal enemigo. Mientras note calmes no podrás gozar como dicen los románticos de la bellas salidas y puestas de sol, no podrás saborear un café con deleite, ni hincarle el diente a ese dulce que lo acompaña con la suficiente tranquilidad para saborear todos los matices de lo dulce, no hablemos del amor en reposo, del abrazo materno, del encuentro con el amigo, etc.
Hace tiempo en mis periodos hiperactivos me sentí mal, visite a un sabio doctor que después toques y análisis, me receto lo siguiente; un mes de vacaciones sin prensa y sin radio.
Me curé