10/7/07

Huésped

A veces me cuesta trabajo quitármelo de encima. Se aferra tanto a la piel que, cuando logro sacarlo, puedo llegar a perder jirones de piel y algún que otro órgano. Sé que al día siguiente todo vuelve a su sitio. Pero paso unas noches terribles, dolorido y con náuseas. Entonces tengo pesadillas y sueño que habito un cuerpo que no me pertenece. Afortunadamente despierto. Y me reconcilio con el mundo.

---

4 comentarios:

Joan Carles dijo...

Uy, uy, uy, temo que te ha poseído el bicho alienígena que aparece en Spiderman 3. Si te lo quieres quitar de encima, ponte a cantar. Se ve que al bicho este no le gusta demasiado la música y tiende, al oirla, a enloquecer y desalojar a quien habita y depreda.

Joan Carles.

sushi de anguila dijo...

Un buen principio para un inquietante relato, que ya quisiera el Joe Hill ese poder escribir algún día. Lo que necesitas, MAHN, es inventarte un buen pseudónimo guiri, algo así como Mike Navarre o Michael Brain, para atraer el favor de los editores anglocabrones y poder hacerle la puñeta a cantamañanas como el Hill and company que inundan, cada vez con mayor profusión, nuestras librerías. Un abrazo

Minerva dijo...

Hombre, shushi, ya teníamos ganas de verte por aquí.

Lo del nombre tiene gracia: el tal Joe Hill se llama en realidad Joseph Hillstrom. Su papá tuvo la ocurrencia de ponerle el nombre (y apellido) de un sindicalista sueco. Qué originales, de verdad. El caso es que no ha "podido" ocultar que es hijo de Stephen King...

Propongo como sobrenombre para MAHN el siguiente: Mike Alher, que WOMAHN también tiene derecho a participar de la fama... MAHN sabe de qué va la cosa :)

sushi de anguila dijo...

Y si no, 'Scaramouche' tampoco vendría mal como pseudónimo literario de MAHN, dadas sus aficiones esgrimíticas, aunque ardo en deseos, Minerva, de que me expliquéis eso de Alher en nuestro próximo encuentro. Un fuerte abrazo a los dos.