6/7/07

El traje del muerto

Llevo varios días intentando leer El traje del muerto, la ópera prima de Joe Hill. Bazofia de la buena. Hill es el hijo del padre de la literatura basura, Stephen King, así que de casta le viene al galgo. Pero, aun así, no hay color. King tiene historias originales, algunas escritas muy dignamente. Pero de El traje del muerto sólo se salvan las primeras 10 páginas, el momento en que un aficcionado al esoterismo compra un fantasma por internet. A partir de ahí, la historia se le va de las manos, y, disparate tras disparate, no sé dónde querrá conducirla.

Son trescientas páginas y pico. Llevo casi doscientas, pero hoy he decidido no seguir. He hipotecado demasiado tiempo de mi vida con esto. Me pongo a compararlo con José Carlos Somoza, cuya lectura tengo fresca, y la verdad es que, más que nunca, la comparación no admite lugar. Lo más grave del asunto es la campaña de la que viene precedida la novela, que sale ya con los derechos de cine y los derechos de traducción a no sé cuantos paises vendidos. Y con una web y un trailer que ya 'media' la lectura de la obra. Y un blog en español por si alguien se había despistado.

Este tío sí que es listo. Tomaré ejemplo.

---

6 comentarios:

Vince dijo...

Hola. Estoy de acuerdo contigo. Me vendieron esta novela como la "bomba" del género de terror y, es cierto que cuando empieza promete, pero menudos 20 euros desperdiciados...

Antonio Rentero dijo...

Pues luego me la dejas, o si es muy tocha le arrancas directametnee sas primer páginas no estrictamente inútiles y me las das en el Maratón, que así a las malas si nos falta papel higiénico les podemos dar el doble uso de la buena literatura: proporcionar lectura en el trono, limpiar los restos del orto oclusivo y emprender posteriormente el mítico camino de las alcantarilas de Murcia, que no albergan cruces clónicos de caimán albino y homeless, pero que seguro que cobijan cruces mutacionales de rata tamaño perro pequeño y cucaracha negra.

Pq desde que llegaron las rojas, sudamericanas de origen... ¿alguien ha vuelto a ver a nuestras tradicionales cucarachas negras?

Sobre el autor... bueno, por suerte o por desgracia el talento no se hereda. La falta del mismo quizá sí (vid. Iglesias, Julio y Enrique).

womahn dijo...

Querido Antonio:

Hace años que no veo a las tradicionales cucarachas negras, conocidas como curianas (buenísimo el nombre, ¿verdad?). Las rojas, encima, vuelan las muy asquerosas. Donde esté lo autóctono...

Antonio Rentero dijo...

Querida womahn: mi tata tb usa la tradicional y autóctona fórmula "curianas", sólo que en moratallero se dice "cOrianas", con O.

La conversación de la otra noche a la salida de la sesión de DJ Chancellor en FA era para haberla grabado y mandarla a la Academia de la Lengua Murciana.

Sobre las cucarachas... las rojas vuelan Y TREPAN. La otra noche, sentado en Chambi, una iba escalando la apred a la latura del tercer piso, la muy japuta.

Anónimo dijo...

Me parece un auténtico despropósito y una aberración que hablen así, ya no de Joe Hill, sino de Stephen King, uno de los mejores autores que conozco -de hecho, mi favorito-. Y no piensen vuesas mercedes -este trato es más bien irónico que respetuoso- que solo leo "literatura basura". De hecho, me acabo de terminar El Quijote, y por mi biblioteca todavía pululan por ahí -leídos,por supuesto- Cien años de Soledad, Umberto Eco, Antonio Gala, Ernest Hemingway, Delibes, Camus, Coelho..... Vamos, literatura "de la buena". Y las comillas no son irónicas, porque de hecho todos esos libros me han fascinado, y me han provocado sensaciones que los Best Séllers jamás podrían llegar a causarme. Pero, ilustrísimos lectores, ¿qué hay de malo en escribir cosas entretenidas? ¿Sólo merecen ser llamados literatura aquellos libros que versan sobre tipos impotentes, viejos contando memorias de guerra, y amoríos incestuosos que tienen como meta el enseñarnos la verdadera esencia del amor? A veces una historia de fantasmas y de perros asesinos, y de payasos comeniños, o de extraterrestres que vienen del espacio, o de tiranosaurios vivos en el siglo XXI, o de experimentos genéticos estrafalarios pueden llegar a enseñarnos mucho más -por muy fantasiosos que sean- que cualquier premio Novel. Y la razón es que unos escriben desde el presupuesto de que son "GRANDES ESCRITORES" y los otros sólo tienen como fin divertir a la población, y de paso, enseñarle algo útil. Por todo ello, dejen de criticar al tito Stephen, a su hijo, a Ken Follet, a Michael Crichton, a Dean Koontz, a la saga Dragonlance......
Ningún libro debería de calificarse como bazofia, ya que "no hay libro, por muy malo que sea, que no tenga algo bueno en su interior".

Hannah dijo...

Hola...
Acabé ayer "El traje del muerto" y la verdad es que me ha decepcionado bastante. También es verdad que tenía unas ganas de pillarlo increíbles desde que empecé a oir a hablar de él, y eso también influye, no?¿ Parece que es mejor leer algo de lo que no habla todo el mundo y que puede ser una gran "sorpresa".
En fin, que la historia inicial es buena, pero creo que Joe Hill no la ha contado debidamente... Habrá que darle tiempo, no? Tengo entendido que es su primera novela y en algo se tiene que notar.
Y bueno, como dijo el "anónimo" tampoco hay que clasificar ningún libro como bazofia.... al fin y al cabo todos entretienen.


Un saludo,