18/6/07

Thriller

Hoy, después de mucho de haberlo pensado y soñado, me he decidido a escribir un thriller. Es algo que siempre me ha atraído. Y, además, sería la solución a mi precaria situación económica. Un bestseller exitoso que me sacará de pobre. Además, al mismo tiempo, voy a escribir la adaptación cinematográfica. Esto va en serio. Ya vale de literatura íntima y de textos autorreflexivos. Me voy a dar a la perdición de la escritura comercial. Ya tengo el argumento. Y creo que es bueno. Me suena demasiado, como si lo hubiera visto o leído mil veces. Así que no debe de ser malo. También los personajes. Son típicos y superficiales. Es decir, perfectos. Y el final: inesperado e inverosímil. Es decir, sorprendente.

Lo cierto es que estoy emocionado. La novela tiene todos los ingredientes para ser un éxito. Ya pienso en los actores para la versión cinematográfica. Y, por supuesto, el director. A mí me gusta Amenábar, pero también, por momentos, podría estar bien Ridley Scott. No sé, ya veremos cómo van las ofertas. En cualquier caso, el casting tendrá que pasar por mis manos.

Hoy, lunes 18 de junio, comienza mi verdadera andadura literaria. Y lo peor del caso es que va en serio. Ya veremos lo que dura. Daré cumplida información. De momento, sólo puedo adelantar que hay fotos, muertos y un profesor americano de estudios visuales que investiga un extraño libro en un pueblo perdido de Huesca. ¿El título? Eso quisiera yo saber.

---

5 comentarios:

juanitagonzalezdios dijo...

La diferencia entre escribir para uno mismo o para elites, o escribir para que todo el mundo lo entienda, está en comer o no comer. Tu mismo.

taun dijo...

Yo me decanto por lo primero, pero, a fin de cuentas la literatura no es mas que una prostituta con la que nos acostamos esporádicamente en privado. Y , por mucho que intentemos retrasarlo, siempre tiene que llegar el momento en que se eche a la calle.

marinto dijo...

Lo que tienes que hacer es ganar mucho dinero para tu uso y disfrute. A la larga es una de las satisfacciones personales mas gratificantes.

Ginger dijo...

Y esta vez no aceptaré un libro por regalo, sino un autógrafo en el que yo misma haya comprado.

Antonio Rentero dijo...

Tú estás casado. YO no. Me ofrezco como tu COnsejero Delegado para Turgencias y Voluptuosidades en el Casting de la adaptación al cine ;-)