2/6/07

A pesar de todo

Esta semana ha sido muy dura. Recuerdo pocas así. Incluso mi organismo se ha resentido y he tenido que estar tres días en cama con fiebre y vómitos. Pero creo que, al final, consigo levantar cabeza. En mi mente siguen resonando las calumnias (que no cesan), pero creo que ya no las escucho. Sé que hay un rumor, pero ya no pongo atención a él. Ya no pueden decir nada más. Hay un momento en el que todo llega a su punto más bajo, y ya no puede seguir cayendo. Y con esto creo que está sucediendo.

Así que ahora toca salir adelante, seguir, como dice Badiou, a pesar de todo. Continuar. Volver. Sin mirar atrás, y sobre todo, como si nada hubiese ocurrido. Como diría la gran pensadora Isabel Pantoja (otra mártir del cotilleo): "dientes, dientes, que es lo que les jode". Sin llegar a eso, sí que parece necesario levantar la mirada. Sobre todo porque no hay nada por qué bajarla. Sino todo lo contrario.

Seguir a pesar de todo. En esta vida ésa parece ser la única solución. Hacer las cosas a pesar de todo. Amar, a pesar de todo. Odiar, a pesar de todo. Vivir, a pesar de todo. Escribir... a pesar de todo.

---

2 comentarios:

juanitagonzalezdios dijo...

Me siento como la loba recién parida cuando le roban la camada.

Esta España desde siempre ha sido igual, la media España que hiela el corazón a la otra media, no hacen falta grandes motivos, se trata de la Gran Fiesta Nacional de la murmuración, del insulto a vivos y muertos, de las mentiras intencionadas, de las medias verdades, la insidia, la intolerancia y la siembra de la cosecha de la mala uva, que aunque se agoste que algo quedará.

Tenemos por metro cuadrado más ” literatos” y publicaciones de las llamadas del corazón, que el resto de nuestro entorno europeo, creo que solo nos aventaja algún país sudamericano que a su vez encabeza la gloriosa proeza de ser el campeón de analfabetos con un 80 %.

Cuando pintes tantas canas como yo te iras recubriendo poco a poco de un barniz aislante, no te importará que te tilden de comunista o fascista, de tío o primo, solo te quedará un desconchon en tu aislante por el que se colaran las criticas que se hagan a tus libros, artículos y trabajo intelectual, siempre podrás reaccionar y mejorar, pero sin enfermar

Antonio Rentero dijo...

Demasiado tiempo/espacio le estás dedicando a la nada de la que sale ese hedor.

Afueraparte (que diría Carlos Herrera), que tenemos que ir preparando EL MARATÓN, que este año sí que se nos está echando el tiempo encima...