8/5/07

Tempus fugit

Salió unos minutos a dar un paseo. Al poco miró el reloj. El tiempo había pasado volando. Ya era demasiado tarde para volver.

---

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Olvidó recordar, que siempre le esperaran

mahn dijo...

Quizá nunca lo supo

taun dijo...

Tal vez nuca supo estaba esperando recordarse a si mismo.

taun dijo...

*
Tal vez nunca supo que estaba esperando recordarse a si mismo.

mahn dijo...

Quizá (y es lo más probable), desde el momento en que salió, tuvo el convencimiento de que nunca más regresaría a aquel lugar.

Ángel dijo...

Se echa en falta la opinión del dueño del bar, que tampoco estaba tan mal.

El dueño del bar dijo...

Me contaron su historia. Pero él nunca estuvo aquí. Hay quien dice que pasó su tiempo en el cementerio. Y fue allí donde no supo elegir.

camarero del bar dijo...

Yo le ví mirando a las noticias cuando empezo a rascarse el brazo. Algo le picaba, sin duda, porque se rasco hasta arrancarse las venas.

Cliente del bar dijo...

Sí, yo también estaba allí. Pero no lo recuerdo. Solo vi a un hombre recogiendo una femoral del suelo. Alguien se la había dejado olvidada. Mientras, en la tele, reponían El halcón callejero. Yo me sentí reconfortado. Y fue entonces cuando grité a los cuatro vientos: no volváis a casa. Nada bueno os espera allí.

Davinia dijo...

Me dijo la mujer del dueño del bar, que además es amante del camarero y amiga del cliente, que lo que dicen es todo mentira. Sólo intentan meter un poco de baza en la historia.

mahn dijo...

Al final confesará. Todo fue una excusa para verse con Davinia. Ella fue la que lo retuvo, y, claro está, ya no quiso volver.

Anónimo dijo...

¡¡PERO QUE EXITO DE ENTRADA!!

Ángel dijo...

Y fue entonces cuando...

a. Si quieres que nuestro protagonista despierte dentro de un ataúd, pulsa 1.

b. Si quieres que se convierta en zombie y vuelva al bar a pedir un pastel de carne con sesos, pulsa 2.

c. Si quieres que la causa de todo haya sido una indigestión de torreznos en mal estado, pulsa 3.

d. Si quieres que mahn escriba algo decente de una vez y deje de darnos angustia, llámalo por teléfono.

Davinia dijo...

Acabásteis pillándome, está conmigo. No digais nada a su mujer.
Por cierto, me quedo con la opción z. La última será la que más resuene.

Anónimo dijo...

¿No negareis que este blog estaba un poco solo...? jeje

mahn dijo...

Me habéis obligado a escribir la segunda parte del relato. Vosotros tenéis la culpa. Vosotros, sí, el camarero, el cliente, su mujer y su amante.

Leandro dijo...

Wakefield