27/5/07

Miedos

Siempre he tenido miedo de morir a manos de alguna criatura de las tinieblas: mordido por un vampiro, descuartizado por un hombre lobo o devorado por un zombie. Ignoro si el conductor del camión que me ha atropellado esta mañana pertenecía a alguna de estas razas espectrales. Lo único cierto es que no podrá escapar de mí. Cuando caiga la noche, comenzaré mi búsqueda. Y cuando lo encuentre, morderé su cuello, descuartizaré su cuerpo y me comeré su entrañas.

---

3 comentarios:

juanitagonzalezdios dijo...

Yo fui la camionera del atropello, gracias por avisarme, después de votar no se donde había perdido el filo de mis colmillos, llevo toda la tarde haciendo de afilador, me he puesto un poco de “chanel” en el cuello y día de dieta para limpiar las entrañas, puedes venir cuando te apetezca, después de ochocientos años de espera, me ilusiona una aventura.

Antonio Rentero dijo...

Cuanta gente entrañable...

Leandro dijo...

Frente a los otros, el vampiro tiene la ventaja de que no termina de matarte del todo. Y te deja algo más presentable. Creo