10/4/07

Un trabajo incómodo

Fernando Castro realizó el otro día, en ABC, una crítica demoledora de 2Move, la exposición que he comisariado, junto a Mieke Bal, en la Iglesia de Verónicas. No estoy de acuerdo con nada de lo que dice en su texto. Una crítica superficial, facilona y llena de lugares comunes; aplicable prácticamente a cualquier exposición que pretenda acercarse a lo migratorio desde el estéril mundo del arte.

De todos modos, lo encajo con deportividad. O eso creo. Los amigos tienen que decir lo que piensan, y, afortunadamente, no siempre piensan lo mismo que uno. El problema son siempre los demás. Todos aquellos que no entienden eso. Y sobre todo los que, sin ver la exposición, y, por supuesto, sin entenderla (porque se trata de algo complejo), ya han comenzado a juzgar. Y, más aún, los que no dejan de tocar lo que no suena.

Es en estos momentos cuando considero que Nueva Zelanda es un destino demasiado cercano para perderse.

---