18/4/07

Sin embargo

Hoy me han dicho que todas mis microficciones son iguales: presentan una situación entre cotidiana e incomprensible que, en el último momento, da un giro inesperado, resuelto con un manido y previsible “sin embargo”. Compruebo enseguida que tiene toda la razón. Sin embargo, no puedo parar de escribir así.

---

2 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Y ni se te ocurra dejar de hacerlo!!!

Ángel dijo...

Yo, sin embargo, te aconsejaría que dejaras de hacerlo. Y que empezases a usar el "sin en cambio", giro idiomático mucho más morconero (en el sentido bataillesco de la palabra).