11/2/07

Un lugar en el mundo

Encuentro casi milagrosamente en el hospital conexión a internet. Es una conexión precaria que, sin duda, robo a algún vecino descuidado. No importa. Me sirve. Y, por primera vez aquí, me encuentro en el mundo.

La pantalla me llama y, por momentos, me aleja del gotero. Pienso entonces que hay momentos en los que uno agradece la ventana del simulacro. Momentos en los que, sin duda, uno opta por la pastilla roja que Morfeo ofrece a Neo. Momentos en los que es necesario mantener una distancia con el desierto de lo Real.

Le pese a quien le pese, aquí uno tiene nostalgia de la Matrix.

No hay comentarios: