1/1/07

Recién nacidos

¿Por qué otro año los telediarios nos fustigan con las imágenes de los primeros bebés del año? ¿Qué ocurre con aquellos que, por incontinencia uterina, se han visto obligados a nacer apenas unos minutos o segundos antes de las campanadas? ¿Han nacido demasiado pronto o demasiado tarde? ¿Deberán vivir para siempre con el peso de la impaciencia o con el de la demora? ¿A qué puede aspirar alguien que nace cuando ya nadie lo espera? ¿Acaso no sería conveniente crear una especie de zona horaria franca reservada para estos casos, y que todos los niños nacidos a partir de las 12 del mediodía del día 31 (hora en la que entra el año en Australia), consten en el registro civil como nacidos el 1 de enero?

Con estas preocupaciones comienzo el año. Se infiere, pues, que todo va bien.

No hay comentarios: