26/1/07

Comunidad

Reflexionando sobre el ensayo de Nancy sobre el tacto y su evitación en Occidente, pienso que, realmente, el tacto es la única medida de cercanía. Mientras nuestra sociedad se fundamente sobre la mirada, viviremos alejados, pues sólo es posible establecer com-unidad por medio del con-tacto.

Vivir juntos implica tocarse.

Cuando perdemos a alguien sólo podemos mantener una imagen suya y nunca un recuerdo táctil. Es decir, toda pérdida implica un alejamiento en tanto que un des-juntamiento. O lo que es lo mismo: toda pérdida es des-comunal.

No hay comentarios: