22/1/07

Arrabal

Con gran sorpresa me entero por un amigo que en la página web de Fernando Arrabal hay una alusión a mi blog. Se trata de uno de los arrabalescos y jaculatorias que publica los domingos en el Mundo, el día 7 de enero, para ser más exacto. La verdad es que no tiene la menor importancia, pero me hace bastante ilusión. Además, son muchos los que llegan aquí desde su página web, algo que agradezco enormemente.

A Arrabal lo conocí hace dos años en una conferencia en Murcia, y no me decepcionó en absoluto. Sus intervenciones, más que conferencias, son puras performances. Se sabe personaje, y ciertamente es historia viva de la cultura europea. Archivo de toda una época de la que, quizá, es el último representante.

Como literato es quizá más conocido en Francia que aquí, donde es famoso entre las masas por su episodio con Sánchez Dragó hablando del "mineralihmo (cojonehiaa)", uno de los momentos culminantes de la historia de la televisión. Pero, sin duda, es uno de los autores más interesantes que nos podemos echar a la cara. Aunque sé que es su teatro lo más conocido y aplaudido, me sigue gustando más su prosa, en especial un pequeño libro titulado "La piedra de la locura", repleto de microficciones surrealistas y geniales. Recomendado para los amantes de las distancias cortas, que, como rezaba el famoso anuncio, es donde un escritor se la juega.